Regresa al Senado Alejandro Armenta tras su fracaso para ser candidato de Morena en Puebla

SENADOR ALEJANDRO ARMENTA MIER

Por Guillermo Pimentel Balderas

Dice un famoso y pícaro refrán: “Con la cola entre las piernas” cuando se pretende decir de una persona avergonzada, o que se esconde, pues ha fracasado.

LA ENTREVISTA

Quizá no podría ser el caso, pero el Pleno de la Cámara Alta aprobó, en votación económica, la reincorporación a sus funciones legislativas del senador por Puebla, Alejandro Armenta Mier, del Grupo Parlamentario de Morena.

A través de un acuerdo de la Junta de Coordinación Política, la Asamblea avaló la reincorporación de las funciones e instancias de las que forma parte, así como de las responsabilidades que tenía. El senador se reintegra como presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público.

En la democracia no puede haber imposición

Cabe recordar que en una entrevista con este reportero (hace dos meses), el aún precandidato a la gubernatura de Puebla por parte del partido en el poder, y senador con licencia, dijo que en cualquier proceso y en especial en Morena, no le ayuda a la democracia (ni a su partido) ese prejuicio de que ya hay candidato para Puebla.

“Estamos luchando y el que obtenga el mayor nivel de competitividad, seguramente será el precandidato; yo, estoy seguro de que así va a hacer y que ahí estaremos”, manifestó en ese momento.

Armenta Mier, durante la charla, en conocido hotel de Paseo de la Reforma en la ciudad de México, indicó que la entidad (Puebla) vive un escenario inédito, y que no se puede descartar y tampoco minimizar a nadie. “No hay enemigo pequeño, ni hay triunfos ni derrotas decretadas,  no soy de los que se confían”, dijo.

Enfatizó que la democracia hay que ejercerla y que estamos obligados como ciudadanos a hacer que se cumpla. “No es un tema dado,  no es un tema decretado, los ciudadanos estamos obligados a ejercer la democracia y hacer que se cumpla”, puntualizó.

Insistió en que si hay confianza en la democracia, pero definitivamente no en los que gobiernan Puebla, debido a que “están jugando dos cartas,  y por eso tenemos que estar cuidadosos”.

Se le inquirió que si no es un desgaste esta contienda si ya, de alguna forma, se ha estado ventilado que el candidato virtual podría ser Miguel Barbosa, a lo que respondió con gran contundencia: “No, en la democracia no puede haber imposición”.

Dijo que el proceso interno de Morena para elegir a su candidato para la gubernatura de Puebla es un  asunto en el que no le ayuda a la democracia -ni a nuestro partido- ese prejuicio de que ya hay candidato para la entidad. “Estamos luchando y el que obtenga el mayor nivel de competitividad  seguramente será el precandidato, yo estoy seguro de que así va a hacer y que ahí estaremos”, afirmó.

Se le preguntó si ¿hay confianza en la democracia, tanto en el partido –Morena- como afuera? A lo que respondió con un subrayado: “Tenemos que ejercerla y estamos obligados como ciudadanos a hacer que la democracia se cumpla. No es un tema dado, no es un tema decretado,  los ciudadanos estamos obligados a ejercer la democracia y hacer que se cumpla”.

En cuanto a un porcentaje de seguridad de su triunfo, el legislador con licencia expuso: “Bueno, el porcentaje es como una biometría hemática política; tendremos que esperar la encuesta, pero yo tengo la plena confianza de que lo vamos a lograr”, alego.

Consideró importante que haya observadores pues daría la garantía de transparencia, de equidad y de objetividad en el proceso, además de que exista claridad, asegurando de que no hay ningún sesgo y de que el Gobierno del estado no va a intervenir e inclinar el resultado de la encuesta. Por lo tanto, consideró muy importante tener observadores y para ello que el partido –Morena- lo tome en cuenta, para cuidar que el proceso también sea  objetivo, transparente, imparcial,  y que permita que el sentimiento de los poblanos se refleje en la encuesta adecuadamente