El Gobierno federal adjudicará esta semana contratos para el proyecto del Tren Transístmico, uno de los más ambiciosos del Presidente López Obrador.

La paraestatal Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) anunciará los fallos de cinco licitaciones para la rehabilitación total de 213 kilómetros de su Línea Z, que sale de Medias Aguas, Veracruz, y llega a Salina Cruz, Oaxaca. Las obras incluyen agregar una conexión de 500 metros con el puerto de Salina Cruz.

Más de treinta empresas presentaron ofertas para los contratos, que según las cotizaciones sumarán de 2 mil 500 a 3 mil millones de pesos, y también se fallará un concurso para supervisión de obras.

Los contratos implican remover por completo las vías antiguas, desmontar vegetación, rehabilitar los drenajes, instalar nuevas vías, rieles, durmientes y balastos, estabilizar la nueva vía, reparar los puentes viejos y construir nuevos donde sea necesario, pues en algunos puntos se tiene que cambiar el trazo del tren.

También deberán suministrar todos los equipos adicionales y señalamientos en zonas de cruces y los trabajos, programados para concluir en noviembre, tendrán que detenerse una vez a la semana para el paso del tren que actualmente opera.

Fuente: Reforma