Debido al brote de COVID-19 en un asilo en Nuevo León, hay cinco adultos mayores de edad en condición delicada.

De acuerdo con reportes, han trasladado a 30 ancianos a hospitales desde la “Casa de Retiro Luis Elizondo”, que se ubica en la colonia Pastora del municipio metropolitano de Guadalupe.

Hasta el momento, se reportan 47 personas de la tercera edad infectadas de coronavirus,  así como tres empleados del lugar.

El resto de los ancianos se encuentran aislados y se les da seguimiento clínico.

Aseguró que el origen del brote fue un mal diagnóstico médico, realizado a una de las cocineras de la casa de reposo.