Mientras que el Presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó la instalación de más casinos en el País, en Quintana Roo incentivan estos negocios eximiéndolos de sus impuestos a través de la Ley de Ingresos estatal de 2020.

El Primer Mandatario sentenció que sólo la Federación puede emitir permisos para este tipo de establecimientos y aseguró que en el último año no han girado ninguno.

«Si están legislado y se afecta una facultad del Gobierno federal, nosotros vamos a acudir a la autoridad competente, no vamos a permitir», dijo en su conferencia matutina.

Sin embargo, desde el pasado 27 de diciembre el Congreso de Quintana Roo integró el artículo 7 transitorio en su Ley de Ingresos para que inversionistas no paguen impuestos si se trata de nuevos casinos.

En la página 325 del número extraordinario 145 del Periódico Oficial del Estado, se detallan las características para que los empresarios queden exentos de este pago.