Pedro Flores  

Mario Delgado fue muy aplaudido en su despedida de la Cámara de Diputados, se desconoce si por el trabajo que hizo como coordinador de Morena o porque por fin se va a la dirigencia de este mismo partido, en donde se enfrentará a muchas tribus y empezará una ardua tarea, no sólo por hacer cuadros, sino también por buscar la equidad de género en las próximas elecciones.

La historia nos señala que tras un conflicto en las elecciones internas para elegir al candidato para jefe delegacional en el Partido de la Revolución Democrática (PRD), fue declarada ganadora Clara Brugada. Su contendiente Silvia Oliva Fragoso, de la corriente de Nueva Izquierda, apeló al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que intervino en la elección perredista, anuló el triunfo de Brugada y obligó al PRD a registrar a Oliva como candidata.

Debido a la afinidad política de Brugada y Andrés Manuel López Obrador -en 2006-, este decidió apoyar al petista Rafael Acosta (Juanito) y durante un mitin proselitista simularon una toma de juramento para que, en caso de vencer en las elecciones, declinara el cargo para que el Jefe de Gobierno del Distrito Federal propusiera a Clara Brugada ante la Asamblea Legislativa del Distrito Federal como encargada. Posteriormente mujeres en el PRD ganaron diputaciones e hicieron “cambalache” con amigos de los amigos.

La grave división existente en Morena que algunos califican de severa crisis interna, aunada a la carencia de cuadros fuertes en muchos estados de la República, hace temer que la elección de candidatos a puestos de elección popular, será extremadamente difícil, sobre todo en la nominación de mujeres, para poder cumplir con la ley de equidad de género.

La carencia de mujeres con obediencia ciega a Morena, puede ser un factor decisivo para los resultados que espera Mario Delgado, y si a esto le agregamos la impunidad con la que el gobierno ha tratado el tema de violencia, las desapariciones forzadas, los ataques sexuales y los feminicidios ponen en más peligro el voto femenino para la 4T en las elecciones del 2021.

Las manifestaciones en contra de esta actitud, se han registrado en Sinaloa, Tamaulipas, Puebla, Estado de México, Veracruz, San Luis Potos, Chiapas, Nuevo León y en la CDMX en varias de ellas han tomado las instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en unas simbólicamente y en otras con invasión a las mismas.

Según cifras oficiales en Sinaloa, se registras 3 homicidios o desapariciones diarias, en Tamaulipas; en Puebla cada 19 horas desaparece una mujer; en el Estado de México en siete municipios se concentran el 43 por ciento de las desapariciones: Toluca, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán, Valle de Chalco, Ixtapaluca y Cuautitlán Izcalli.

En Veracruz según el Observatorio Universitario de Violencia contra la Mujeres, se han registrado en los últimos 5 meses, 176 agresiones, 39 feminicidios y 100 desapariciones; en San Luis Potosí, en lo que va de la administración estatal, se han cometido 101 homicidios dolosos en contra de mujeres, de los cuales 98 se han tipificado como feminicidios; en Chiapas durante el pasado mes de octubre se sumaron 6 feminicidios, 2 suicidios sospechosos, 2 homicidios culposos y un feminicidio en grado de tentativa. Además, de la desaparición de 5 menores de edad y 4 mujeres.

En Nuevo León se registran, 2.4 feminicidios diarios y la desaparición de por lo menos 20 mujeres en lo que va del presente año, integrantes de colectivos alzaron la voz y protestaron en las instalaciones de la Fiscalía General de Justicia del estado. En cuanto a la CDMX se ha registrado una disminución de dichos delitos, ya que, entre marzo y abril de este año, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, se reportaron 144 feminicidios.

Bien decía Federico Nietzsche: La política es el arte de obtener dinero de los ricos y el voto de los pobres, con el pretexto de proteger a los unos de los otros, Hilary Clinton señalaba una frase que debe tener presente Mario Delgado: “Lo que todavía nos falta a las mujeres aprender es que nadie te da poder, debes tomarlo tú”, por lo que no hay que descartar una rebelión de mujeres, para el 2021 a nivel nacional.