Héctor Bárcenas / @porahisinrumbo

Se anuncia que un día los niños regresarán a las aulas, los maestros hablarán frente a sus alumnos y los sonidos harán vibrar los corredores escolares. Un día las desigualdades disminuirán un poquitín, no importará tanto si los niños tienen acceso a una computadora con conexión a internet, cámara de video y micrófono, tendrán la oportunidad de escuchar a su maestro, podrán tomar clase.

Ya nos explicó Esteban Moctezuma que vamos a regresar primero a un esquema mixto. Dividiremos los grupos, algunos irán dos días a la semana, otros tres. Dependerá del nivel de apoyo que necesiten. ¿Quién necesita más apoyo? Eso lo sabremos con las evaluaciones diagnósticas. Ya Mejoredu se está poniendo las pilas diseñando dichas pruebas. El doctor Francisco Miranda López, Titular de la Unidad de Evaluación Diagnóstica, dio a conocer que están realizando una evaluación diagnóstica formativa, dicha evaluación más que ser un fin en sí misma, será un medio para impulsar la mejora continua de la educación.

Desde antes de la pandemia, existen datos que nos dan muestra del pobre desempeño académico que tienen gran cantidad de alumnos en nuestro país. Los aprendizajes alcanzados por los alumnos, no son los esperados en los planes educativos que se plantean las autoridades.

El programa para la evaluación internacional de alumnos (PISA) es una evaluación que se lleva a cabo cada 3 años a alumnos de 15 años, tiene el objetivo de dar conocer con qué conocimientos y habilidades cuentan. En 2018, solo el 1% de los estudiantes mexicanos se desempeñó en los niveles de competencia más altos y el 34% de ellos, no alcanzó el nivel mínimo de competencia. Personas de 15 años que al ser evaluados no contaron con los elementos mínimos esperados.

¿Qué esperamos con esta evaluación diagnóstica? No solo es fascinante esta evaluación que está diseñando personal de Mejoredu, también es fundamental; sin embargo, hace falta que nos expliquen cómo será un medio para mejorar la educación. Si con esta evaluación se pretende reasignar a los alumnos al grado escolar que le corresponde de acuerdo con los conocimientos con los que cuenta, aplausos. Si se va a contratar a personal docente para que se personalicen las clases y se les dedique más tiempo a los alumnos con mayor cantidad de atraso, fanfarrias. Si en lugar de 2 días, se les va a atender 3 días, difícilmente mejoraremos la calidad educativa de los alumnos mexicanos.

Las personas al frente de Mejoredu tienen razón, es necesario un cambio educativo a partir de las escuelas y la revalorización del trabajo docente. Necesitamos políticas públicas, recursos, también es necesario el trabajo exhaustivo por parte de los actores dentro del proceso educativo; padres, maestros y alumnos tienen que tener interés. La revalorización del magisterio no se consigue únicamente con sueldos más altos, requiere la escucha activa de padres y alumnos, de acciones claras y constantes por parte de profesores. La escuela como unidad puede generar cambios enormes.

Un día los niños regresarán a los salones de clases, esperamos que ese día, la anunciada evaluación diagnóstica sea un pretexto que nos permita escribir nuevas historias y no un fin que nos proporcione datos para seguir haciendo como que hacemos.

Blog: Porahisinrumbo.blogspot.com / Correo electrónico: hectorbarcenashdz@gmail.com