domingo, octubre 25, 2020
Inicio Destacas Artículo / Prisión digital

Artículo / Prisión digital

Bernardo López 

La semana pasada, Agustín Carstens, director del Banco de Pagos Internacionales, sentenció la caída de varios sectores de la economía mundial, señalando que muchos no se van a recuperar porque la forma de trabajar, viajar y hacer compras se va a transformar, conforme avanza la digitalización de las actividades.

Estas palabras confirman el hecho de que se busca dirigir a los humanos a anclarse a un dispositivo electrónico -celular, tableta o computadora- para el monitoreo de sus actividades las 24 horas del día, pues la comunicación persona a persona han sido invadidas e intermediadas por aparatos, también se puede apreciar una intrusión en vehículos, electrodomésticos, relojes, audio y video.

Esta hipervigilancia concuerda con el análisis sobre el panóptico que realizó Michel Foucault, cuando se buscaba en las prisiones la mejor forma de vigilar con el menor gasto de recursos. Este objetivo se ha logrado de diversas maneras a lo largo del tiempo y se han empleado cualquier tipo de tecnologías, ahora se utilizan todas las conexiones que se enlazan a internet, pues cada dispositivo cuenta con una IP que la identifica.

Sin embargo, justificar la hipervigilancia no es tan fácil en esta época, debido a que la interacción entre humanos en el internet también ha alertado sobre este plan, por lo tanto, se tuvieron que activar otras medidas.

Aquí es donde entra en juego la emergencia sanitaria provocada por la presunta pandemia del SARS-CoV-2, que ha sido como un golpe a varias bandas, pues ha vapuleado políticamente al gobierno de Estados Unidos y también a China: Donald Trump fue uno de los objetivos, mientras que alrededor de China se formó una imagen negativa porque ahí se originó la pandemia. También, el plan consiste en tirar la economía del siglo XX, para entrar de lleno a la economía del siglo XXI, la cual fuerzan a ser digital.

Sin embargo, existe información que permite vislumbrar que el SARS-CoV.2 fue planeado para lograr los objetivos antes mencionados. Los datos provienen de la publicación de la viróloga Li Meng-Yan, quien afirma que este coronavirus fue liberado de forma intencional. Esta científica también hace un análisis sobre el microorganismo y deja ver datos que no concuerdan con la hipótesis de una mutación de forma natural.

La maestra en biología Adriana Hernández Rosas corroboró la hipótesis de un virus prefabricado y concuerda en que la tasa de mutación de un virus es muy alta, pero que dos variantes tengan la misma cadena de aminoácidos coloca muchas dudas sobre su origen natural, en este caso el del RaTG13 y el del COVID-19.

Y agregó que, en el caso de la teoría de la transmisión mediante el pangolín, el coronavirus que se aloja en estos animales tuvo que haberse transformado para sobrevivir en los humanos, no puede ser el mismo.

Estas percepciones sobre la pandemia deben ser seriamente analizadas para no provocar una lesión más grave al tejido social y a las actividades humanas, y para no permitir el encierro coercitivo.

- Advertisment -

Most Popular

«Marcha del millón», solo reunió a 5 mil 700 simpatizantes

La Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México informó este sábado que en la movilización llamada la “marcha del millón” en apoyo al...

Acabar con los fideicomisos es antipatriótico y anti nacional

Desaparición de los fideicomisos por parte de Morena acentuará rezago científico y cultural de México: Aquiles Córdova Ciudad de México.- Tras la desaparición de...

Vivimos incertidumbre presupuestal para educación superior en México: UNAM

Afligen profundamente decisiones en torno al financiamiento a investigación: rector Graue Manifiesta interés por un proyecto nacional, sin divisiones ni polarizaciones Por Guillermo Pimentel...

Yo Campesino / Menos inversión 

Empresarios desconfían de López, guardan su dinero o huyen de México   Miguel A. Rocha Valencia  Cuando los empresarios acudieron al gobierno de López en...

Recent Comments