Las autoridades de Hong Kong advirtieron el domingo que el nuevo coronavirus se está extendiendo en la ciudad y la situación está sin controlar, con más de 100 nuevos casos en las últimas 24 horas.

«Pienso que la situación es realmente crítica y no hay signos de que vaya a ser controlada», dijo la jefa del ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, a la prensa, instando a los habitantes de este territorio semiautónomo a incrementar las medidas de distanciamiento.

La jefa del ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, anunció en rueda de prensa que todos los funcionarios, salvo aquellos dedicados a los servicios de emergencia, trabajarán desde casa a partir de este lunes durante al menos una semana.

Asimismo, será obligatorio el uso de mascarilla en lugares cerrados, cuando hasta ahora solo lo era en el transporte público.