Este lunes el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) siguió la tendencia negativa de los mercados bursátiles del mundo y registró su peor caída porcentual desde el 23 de octubre de 2008, al descender 6.42 por ciento.

La guerra de precios del petróleo en la que se enfrascaron Rusia y Arabia Saudita, que produjo un descenso de casi una cuarta parte en la cotización del oro negro, impactó a los mercados bursátiles del mundo y México no fue la excepción.

Al cierre de la jornada, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la BMV se ubicó en 38 mil 730.56 unidades, al perder 2 mil 658.22 puntos. Con esta pérdida e IPC regresó al nivel que tuvo en agosto de 2019.

De las 35 acciones que integran la muestra del IPC, sólo ELEKTRA* concluyó el día con ganancia, de 0.66 por ciento, mientras que el resto finalizó con números rojos.

Entre las mayores perdedoras de esta muestra destacaron ALPEKA, BIMBOA y LIVEPOLC-1, con minusvalías de 12.52, 9.87 y 9.64 por ciento, respectivamente.