• El diputado Jorge Gaviño Ambriz dijo que esta herramienta financiera es una forma inteligente de recabar fondos

“No quiten dinero a los trabajadores, pídanle prestado”, fue el exhorto que hizo el diputado local, Jorge Gaviño Ambriz, al presentar, conjuntamente con Mario Di Costanzo, asesor financiero y ex titular de la Condusef, los Bonos Covid.

El legislador calificó de ilegal el “decreto” que pide de manera “voluntaria” una donación del salario de los servidores públicos federales, pues no es posible obligarlos a realizar tal acción. Agregó que no se puede permitir quitar el salario devengado.

Añadió que los Bonos Covid son un incentivo para el ahorro, que estaría encaminado a favorecer a los trabajadores al servicio del Estado. Y podría en algún momento proponerse para los gobiernos locales, como la Ciudad de México.

En la videoconferencia, Mario Di Costanzo señaló que este decreto quita parte de las percepciones salariales a los servidores públicos, además que le retira, de manera ilegal, el aguinaldo y todas las prestaciones de fin de año, actos que podrían ser objeto de impugnaciones, pues la Ley Federal del Trabajo no los contempla.

Explicó que la decisión de los servidores públicos, de donar parte de su salario (de hasta el 25 por ciento del total) se realizará mendiante una alta presión.

Comentó que es absurdo y un sacrificio poco ético perjudicar a más de 50 mil servidores públicos (ya golpeados en sus percepciones) para obtener un equivalente de ahorro de uno por ciento, de los gastos que realiza el Gobierno federal en servicios personales (un aproximado de 825 mil millones de pesos). No es un recurso que alcance para fondear el programa económico.