Héctor Hernández Bringas, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que el número oficial de muertes, con base en información de fuentes de la Secretaría de Salud, se debería multiplicar por un rango de (error) 2.3 a 2.8, lo cual llevaría una suma total de 249 mil 678, es decir, cerca de 250 mil.

El investigador explicó que hay muertes que han sido clasificadas bajo ciertas categorías de causas como: neumonía, neumonía atípica, infección respiratoria aguda, asfixia o diabetes y padecimientos cardiovasculares, y no por coronavirus.

“Resulta que en el acta de muchas de estas muertes clasificadas bajo otra categoría también se consignan, además de la causa principal de muerte, otras causas que pudiéramos llamar secundarias, que estuvieron presentes en el proceso que llevó a la muerte a la persona”, dijo.

De acuerdo con Hernández Bringas, las autoridades sanitarias no han tomado en cuenta todas las causas de muerte mencionadas en las actas de defunción, que son hasta 6, lo cual reduce el universo de fallecimientos por coronavirus.

“También, cuando se buscó covid, solo se buscaba asociada a ciertas causas, como diabetes y enfermedades cardiovasculares. Si el enfermo murió de sida, por ejemplo, y además tuvo covid, nos estuvo consignado. Además, quedaron fuera  miles que murieron por covid y nunca tuvieron un diagnóstico”, agregó en entrevista.