La innovación tecnológica se une a la 5G y el futuro inteligente ya está aquí. El 6 de junio de este año, las 4 grandes operadoras chinas de telecomunicaciones obtuvieron sus respectivas licencias comerciales 5G y, con ello, China toma ventaja en el rubro. Tras 70 años, la Nueva China entra en un mundo de oportunidades infinitas. Si la 4G permitió el avance de las comunicaciones y el reinado del internet móvil, su sucesora no solo nos ofrecerá velocidades sorprendentes, sino también el intercambio de información entre cosas y entre éstas y las personas. Hoy, viviremos esta experiencia de interconexión de todo en el Congreso Mundial de Telefonía Móvil Shanghai 2019.

Esta gran muestra de ciencia y tecnología resalta la poderosa combinación de la red 5G y el internet de las cosas, gracias a la inteligencia artificial y los grandes datos, un adelanto que nos brinda una conexión inteligente que revolucionará nuestra industria y nuestro futuro.

Desde la ausencia en las redes de primera generación y el seguimiento de la 2G, hasta el alcance de la 3G y el uso pleno de la cuarta, la quinta era es ahora terreno chino. Al igual que el proceso de reforma y apertura, su surgimiento en tecnología de la comunicación ha sido paulatino hasta convertirse en el presente en el mayor mercado mundial de telefonía móvil y en un futuro cercano de la 5G.

El evento ha agrupado a 550 empresas y 60 000 profesionales de más de 110 países. Mientras continúa por la senda de la innovación independiente, el desarrollo chino de la nueva red seguirá fiel al principio de cooperación con la apertura al exterior y el trabajo conjunto con todas las empresas, para promover el avance de la tecnología de quinta generación.

Desde la comunicación humana hasta la conexión sin límites, de aspectos cotidianos a la producción económica, del mundo físico al digital, la nueva red no solo traerá consigo transformaciones en la vida diaria de la gente, sino también posibilidades inimaginables en diferentes rubros. La pronta llegada de la era 5G, requiere que los países se unan, colaboren estrechamente, compartan sus logros y trabajen al unísono para crear un mundo inteligente al servicio de todos.