La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), pidió protección para los familiares de víctimas de las personas que fueron atacadas en el Bar de Coatzacoalcos, Veracruz el “Caballo Blanco”.

CNDH pidió a la Fiscalía General para salvar la integridad física de 12 familiares de las diez víctimas mortales.

Esta medida debe a que el abogado de los 12 familiares, Alan Domínguez, interpuso una solicitud de medidas cautelares ante la CNDH.

El defensor señaló que algunos familiares ya recibieron amenazas de muerte y violaciones de sus derechos, sí insisten en continuar indagando en los hechos.