Diputados y senadores de todos los partidos consideraron necesario que el País tome como tema prioritario en la agenda nacional el tráfico de armas, luego de la balacera en una escuela de Torreón, Coahuila, donde un alumno mató a una maestra y luego se suicidó.

Al abordar el tema en la Comisión Permanente del Congreso, los legisladores avalaron por unanimidad un pronunciamiento donde piden analizar la disposición de armas en el país y su venta ilícita.

Carlos Castaños, a nombre de la Comisión de Trabajo, indicó que no es suficiente tener una ley restrictiva en la compra y disposición de armas para evitar la violencia en el País.

«La tragedia de Torreón tiene una característica multifactorial. Como elementos relevantes para el hecho ocurrido se encuentran el tema de la posesión y disponibilidad del arma de fuego, en este caso, se trata de armas prohibidas para su portación. La violencia homicida y este tipo de eventos obligan a dar al tema de armas una dimensión de política de Estado.

«En nuestro País circulan 2 millones de armas que entraron de manera ilícita. No basta con tener uno de los órdenes jurídicos más restrictivos del mundo, si éste no se está cumpliendo. Se debe revisar la disposición de armas, incluso analizar los efectos de la comercialización indiscriminada de armas de fuego en los Estados Unidos», señaló el diputado del PAN y presidente de la Segunda Comisión de Trabajo.