Miguel A. Rocha Valencia

Independientemente de lo que diga el presidente López, de Macuspana, en su informe al pueblo sabio y bueno, los datos duros ahí están, no cambian por más que asuma una bandera de cumplir, primero, con destruir proyectos valiosos y segundo repartir dinero de los contribuyentes a manos llenas, aunque viole con eso la Ley del Presupuesto de Egresos 2019 y otras leyes reglamentarias, incluyendo la del Servicio Público.

De entrada el secretario de Comunicaciones Javier Jiménez, informó que por fin, se liquidaron contratos y se acordó el pago de otros hasta en 19 años, relacionados con el Aeropuerto Internacional inconcluso de Texcoco, donde a estas alturas, lo perdido, además de la confianza y la posibilidad de crecer como país, supera los 200 mil millones de pesos, incluyendo los 120 mil millones de la fibra E y todos los demás contratos que suman unos 87 mil millones.

Faltará sumar los intereses que se pagarán con el TUA del actual AICM durante 19 años por los cuatro mil millones de dólares que se adeudan a consorcios que compraron bonos de la fibra E negocio.

Para quien esto escribe, esa decisión de cancelar el NAIM, fue la piedra de toque no sólo para endeudarnos más sino también para perder dinero, confianza de inversionistas y que el país cayera en estancamiento en vez del círculo virtuoso derivado de las inversiones.

Este es otro dato duro, el Banco de México bajó expectativa de crecimiento y por lo mismo tendremos un tercer trimestre negativo. Pero aderezado con un peso débil que pierde terreno frente al dólar, el cual volvió a superar la barrera de los 20 pesos.

También estará contradiciendo las cifras alegres presidenciales, el aumento del desempleo en tres décimas para ubicarse en 3.6 por ciento, a pesar de las millonadas que a cuenta personal, reparte el macuspano.

Está el que al final de cuentas, López dobló las manos ante el capital que invirtió en los ductos de gas; sólo que ahora pagará más por más tiempo.

En lo social, el daño a la salud está hecho; al menos durante seis meses miraremos problemas de medicamentos sobre todo los caros para enfermedades crónico degenerativas y terminales. No sólo afectará al sector salud oficial, sino al mercado privado donde hay escasez y carestía.

Pese a su desprecio por las cifras de su gobierno, en lo referente a inseguridad, donde la criminalidad está desatada y los grupos delincuenciales se asesinan entre sí, y agreden a la sociedad impunemente, en su haber, López tiene anotados más de 20 mil asesinatos y un creciente número de secuestros, robos a mano armada y por ende violentos.

Le echará la culpa a los demás, es su estilo…

Pero con  aquellos, hubo menos muertos y se decomisaron grandes cantidades de drogas duras como cocaína, heroína, metanfetaminas; con el actual apenas unos cuantos kilos de mariguana.

Pero también deberá reconocer que su estrategia contra el crimen fracasó, que el amor y paz no funciona y por eso, se acelera aunque con cifras maquilladas, la formación de una guardia nacional que a nadie convence y a pocos atrae. Pero ha permitido que al Ejército se le humille por parte de delincuentes comunes y del “pueblo sabio”.

Creció el número de feminicidios, pero canceló los refugios para mujeres agredidas; aumentó el ataque a niños, y cerró las estancias infantiles. Festeja que da dinero gratis a 10 millones de jóvenes para que estudien, pero sin control ni programa. Con ello generó subejercicios; gasto y dinero etiquetado para otros rubros, pero la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Pública, no dicen ni pío.

Falta espacio, seguiremos la próxima semana; en tanto, analicemos el cuento que nos preparó el líder de la cuarta transformación.