Además de secuestrar y enrolar a los migrantes que Estados Unidos devuelve por esta frontera, el crimen organizado controla las calles de esta ciudad, donde pone retenes con los que extorsiona a los conductores, en su mayoría paisanos.

Un video reciente evidencia cómo, en completa impunidad, sujetos presuntamente armados detienen a un conductor que circulaba de noche por el Bulevar Luis Donaldo Colosio para pedirle dinero a cambio de que no le hagan daño más adelante.

Las imágenes, con duración de un minuto y 23 segundos, fueron captadas por una cámara desde el interior de una camioneta conducida por un hombre con acento de paisano.

«Hay que pagar una cuota para el Cártel del Noreste para que te vayas y nadie te moleste, padre. Guárdame el teléfono porque no te lo quiero quitar», le dice el delincuente al conductor, que iría acompañado de otro hombre.

«Hay que pagar mil dólar aquí pa’ la maña. Quinientos y 500 para que se me vayan bien. Les voy a dar una clave», añade en alusión a un salvoconducto para circular por la frontera.