Fruta ancestral, de los Amerindios del bosque tropical, cálido y lluvioso,

que nos da ricos postres, y deliciosas bebidas, es nativa americana,

y de autóctono arte y cultura culinaria.

  • 2 de septiembre, fecha de los festejos para este milenario producto
  • Se busca aumentar la producción y el consumo del cacao en México

José Manuel Rueda Smithers

Todo está puesto por parte de la Asociación Nacional de Fabricantes de Chocolates, Dulces y Similares, A.C. (ASCHOCO), para celebrar – de manera oficial- el Día Nacional del Cacao y el Chocolate, este miércoles 2 de septiembre.

Vale la pena recalcar, desde el inicio de este comentario, que buscan encontrar nuevas y mejores formas de preservar y aumentar el cultivo (claro), además de fortalecer al sector.

Me llegó información de primera mano, respecto de que los productores de chocolate actualmente realizan grandes esfuerzos para demostrar que este alimento representa toda una cadena de valor, que inicia en el campo, hasta llegar al paladar de quien lo consume.

A pesar de que México es cuna del cacao, actualmente ocupa el decimotercer lugar en la producción mundial, ya que su aportación representa sólo el 0.5 % del total a nivel mundial.

De ahí la necesidad de retomar la promoción para esta industria que forma parte indiscutible de nuestra cultura, que marca tendencias y se rige con los más altos estándares de calidad, promoviendo el consumo informado y responsable.

Tal vez, con la falsa creencia de que es dañino para el control de peso, las cifras indican que el consumo per cápita en nuestro país es de apenas 750 gramos por año, en comparación con otros países como Brasil que registra 1.6 kg. y Suiza con un promedio de 11.9 kg.

Esta disparidad de cifras nos lleva a replantear la necesidad de impulsarlo resaltando los beneficios y el aporte a la salud de este producto orgullosamente mexicano.

Es imperativo cambiar estas cifras, y considerar que es un país que cuenta con las condiciones propicias para su cultivo y replicar los modelos exitosos de los estados más prolíferos, concentrados en Tabasco que aporta un 68.8% y en Chiapas con el 31.1%, además de Guerrero y Oaxaca.

El último reporte del INEGI, indica que anualmente se cultivan más de 45,376 toneladas a cielo abierto, distribuidas entre estos estados y representa a 30 mil productores a nivel nacional.

El cacao se cosecha sólo dos veces al año y tiene como primera etapa de recolección el 2 de septiembre, periodo aproximado en que los cacaoteros reciben el fruto de su trabajo. De ahí que se eligió esta fecha para conmemorar de manera oficial el Día Nacional del Cacao y el Chocolate en México, promovido ante el Congreso de la Unión por la ASCHOCO.

Forma parte de nuestra cultura y su historia se remonta al año 1500 a.C., cuando los Olmecas utilizaban y valoraban los beneficios de este alimento. Sin embargo, hoy en día la industria enfrenta retos como la baja producción del cacao en México, que de 2003 a 2016 se redujo en un 46.24%, entre otros factores, debido a los mitos acerca del consumo del chocolate y al desmedido precio del azúcar, lo cual afecta principalmente a los campesinos.

La celebración oficial del Día Nacional del Cacao y el Chocolate, busca reforzar el hecho de que cacao es un alimento saludable y un consumo moderado puede ser incluido en la dieta habitual, ya que es fuente de glúcidos y fibras, proteínas, vitamina A, B, B2, hierro, potasio, magnesio, calcio, fósforo, flúor y calorías.