• Celebra su consolidación como un referente internacional en los circuitos de la música que no distingue fronteras
  • Festivales hermanos: Cervantino-Morelia; no hay rivalidad

 

Por Guillermo Pimentel Balderas

Al tener como escenario el Aula Mayor del Colegio Nacional, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, el Comité Organizador del 31 Festival de Música de Morelia “Miguel Bernal Jiménez”, dio a conocer –en conferencia de prensa- un ambicioso programa con los más grandes exponentes de la música de concierto de todo el mundo.

Este Festival, se dijo, se ha dedicado a llevar la música a la vida de los mexicanos durante más de tres décadas pues a lo largo de estos 31 años de ser anfitriones de lo mejor de la música, de inspirar emociones y recibir a una audiencia que crece año con año, este evento celebra su consolidación como un referente internacional en los circuitos de la música.

Este Festival, nació en julio de 1989 con el objetivo de fomentar y de ampliar la enseñanza musical. Y hoy, se ha convertido en una importante vitrina para los grandes músicos mexicanos y se ha constituido como un enlace entre los alumnos de los conservatorios del país y los grandes músicos que participan en cada una de sus ediciones a través de cursos y clases magistrales.

También, se resalto en la rueda de prensa que, de la mano del Conservatorio de Las Rosas, primer colegio de América, y con base en el proyecto del ilustre compositor michoacano Miguel Bernal Jiménez, se ha conseguido por más de 30 años presentar un evento de carácter universal y no solamente internacional porque la música y la creación musical obedece a que la música no distingue fronteras.

Cervantino-Morelia, hermanados

Con relación al Festival Internacional Cervantino, se expuso que tienen caracteres diferentes con el de Morelia; que se tiene una muy buena relación con los organizadores. “Somos amigos, somos aliados, no hay competencia alguna. Somos festivales hermanos porque sí le va bien al Cervantino, también le irá bien al Morelia, se subrayó.

Entrevista

En entrevista con este reportero –al término de la rueda informativa-, Ricardo Gallardo, consejero artístico del Festival de Música de Morelia, dijo que el alcance internacional de este evento es resaltar el carácter universal de la música y no solamente internacional porque la música y la creación musical obedecen a eso; es decir, la música no distingue fronteras.

Comentó que a este Festival de Morelia, en algún momento se le llamo Festival Internacional; pero, “resolvimos –en el Consejo – que era más importante rendirle el peso del nombre a la Música, que es la generadora que atrae colaboraciones, extensiones, interacciones, con otras disciplinas artísticas”.

Resaltó que pensando en fronteras como rayas en el mapa, o la división política de los países, la música no los conoce, porque hay música que identificamos de cierta región y sucede que esta región la comparten varios países y es una música perteneciente a estas regiones culturales, enfatizó.

Ricardo Gallardo dijo que la música tiene ricas manifestaciones como la marimba que viaja hacia el sur del mapa de México hacía otras naciones. “Originalmente el festival tenía un corte clásico, de concierto, y a partir del trabajo del Consejo Artístico –del Festival-, lo que hicimos fue ampliar e intentar mostrar la riqueza y la diversidad musical, siempre como un denominador que, sea la calidad de sus intérpretes.

“Entonces, hoy, ya se podrá disfrutar un concierto de cuerdas e ir a un concierto que muestren nuevas tecnologías, la aplicación de esas nuevas tecnologías de la música, y después, ver y escuchar un concierto de música tradicional, maravilloso”, apuntó.

Menciono que alrededor del 40% de los visitantes (de un público probable de 60 mil) son de otros lugares (países) porque el festival también se nutre y tiene la característica muy particular de Morelia, indicó.

Como mensaje, Ricardo Gallardo exhortó al público, en especial de otros lugares, a que se animen a venir a Morelia, porque ciertamente es un festival que va a proponer nuevas manifestaciones musicales y de música que, quizá no se ha escuchado antes, manifestó.

Durante la conferencia, se resaltó que este Festival hoy, se ha convertido en una importante vitrina para los grandes músicos mexicanos y se ha constituido como un enlace entre los alumnos de los conservatorios del país y los grandes músicos que participan en cada una de sus ediciones a través de cursos y clases magistrales.

El Festival, será del 15 al 23 de noviembre en Morelia, Ciudad de la Música Creativa, en el estado de Michoacán. Con  31 años de trayectoria, ha enseñado que la música es un elemento mágico que inspira emociones en las personas. Por eso, vale la pena ir y vivir estas emociones  en experiencias musicales únicas y de distintos lugares del mundo.

Es una combinación de la música tradicional de otros países, con creaciones de artistas que utilizan nuevas tecnologías y orquestas sinfónicas, Jazz y música clásica.

Mariol Arias Sánchez, directora general del Festival dijo que este año será toda una fiesta de la música, que se ha convertido ya en una tradición para los morelianos. Agradeció a todos los que a lo largo de tres décadas y un año, han entendido la importancia de la música y del arte además anunció el programa que se presentará en esta edición número 31.

Expuso que esta edición se engalanará con la presencia de los más sobresalientes intérpretes, agrupaciones y creadores, provenientes de países como, por supuesto México, Reino Unido, Sudáfrica, España, Colombia, Japón, Taiwán y China, entre otros.

Los escenarios para los distintos conciertos serán Teatro Morelos, Palacio Municipal, Conservatorio de Las Rosas, Casa de la Cultura, Pinacoteca del Templo de San Agustín, Catedral de Morelia, Centro Cultural Universitario, Teatro Ocampo, entre otros espacios más por definir.

Y, la clausura será un concierto a cargo de Sinfonieta FMM, Brodsky Quartet, Orquesta de Cámara y  Cuarteto de Cuerdas, en el Teatro Morelos.

No hay duda que el Festival de Música de Morelia celebra 31 años con un programa que engloba la pluralidad, resaltó.