La ciudad de Wuhan, en el centro de China, que lucha contra el brote de un nuevo tipo de coronavirus, anunció que suspenderá el transporte público y cerrará el aeropuerto y las estaciones de ferrocarril a los pasajeros salientes, mientras pide a los ciudadanos que no salgan de la ciudad sin razones específicas.

Los autobuses urbanos, los subterráneos, los transbordadores y los buses para larga distancia, así como los vuelos y trenes para pasajeros salientes serán suspendidos a partir de las 10:00 horas del jueves hasta nuevo aviso, según un anuncio emitido por la sede de Wuhan para el Control y Tratamiento de la neumonía causada por el nuevo coronavirus.

Las medidas se tomarán en un intento por reducir efectivamente la propagación del virus, frenar con resolución el brote y garantizar la salud y la seguridad de las personas, dice el aviso.

Un total de 444 casos de nueva neumonía relacionada con el coronavirus y 17 muertes habían sido reportadas en la provincia de Hubei hasta el miércoles, con la mayoría en Wuhan, la capital de la provincia.

Antes, las autoridades de turismo la ciudad, capital de la provincia central china de Hubei, suspendieron los viajes grupales del 22 de enero al 8 de febrero.

Fuente: Reforma