• Asegura Armando Quintero que no dejara caer estos centros de abasto; base de la economía social
  • Busca recuperarlos poco a poco para que compitan con grandes tiendas

Por Guillermo Pimentel Balderas

Este año se han destinado 39 millones de pesos  para un total de 15 mercados públicos de Iztacalco, destacando la obra mayor de la Concentración de Río Frío, también conocido como “Las Chácharas”,  ya que lo importante es no dejar caer los centros de abasto popular pues se están  recuperando poco a poco para  que compitan con las grandes tiendas, pues son la base de la economía social.

Así lo manifestó el alcalde Armando Quintero Martínez, al entregar obras de mejoramiento de dos mercados públicos de la demarcación , entre ellos, el mercado de Santa Anita, ubicado sobre la avenida Andrés Molina, intervenido en el área de cocinas colocándole  loseta nueva, se aplicó  pintura en pasillos comunes, así como impermeabilizante. Los sanitarios también fueron remodelados y se instaló una lámina de policarbonato para mejorar la iluminación.

Quintero Martínez explicó que con el fin dar continuidad a los trabajos de mejoramiento de mercados públicos que emprende la alcaldía de Iztacalco, en conjunto con la Secretaría de Desarrollo Económico de la capital, (SEDECO), fue que  llevó a cabo, en compañía de funcionarios responsables de las obras, un recorrido para presentar las conclusiones en estos dos centros de abasto de la demarcación.

En la calle de Trigo, ante  locatarios y consumidores, Armando Quintero y la sub directora del Sector Público y Social, de la Sedeco, Karina Córdova, presentaron las obras llevadas a cabo en el  mercado de la colonia  Ex Ejidos de Magdalena Mixihuca al cual se le sustituyó el drenaje y se reparó la instalación eléctrica, además de colocar lámparas iluminadoras ahorradoras. El piso de granito  también fue sustituido y en los sanitarios se cambió todo el mobiliario. Los techos fueron impermeabilizados y se realizó limpieza de canalones.

En tanto, el mercado de Santa Anita, ubicado sobre la avenida Andrés Molina, fue intervenido en el área de cocinas colocándole  loseta nueva, se aplicó  pintura en pasillos comunes, así como impermeabilizante. Los sanitarios también fueron remodelados y se instaló una lámina de policarbonato para mejorar la iluminación.

El alcalde concluyó que con estas obras de mejoramiento se trata de proporcionar espacios dignos para comerciantes y consumidores.