Luego de 15 horas horas de debate legislativo, de manifestaciones y bloqueos por parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), las leyes secundarias de la reforma educativa fueron aprobadas en la Cámara de Diputados y fueron remitidas al Senado de la República para su análisis.

El coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo, mencionó que con 234 votos a favor se aprobaron estas leyes que permitirán a los maestros estar preparados y que ponen en el centro de la educación a los niños y jóvenes.

Con la aprobación de la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, realizada la madrugada de este viernes, llegó a su fin la discusión en la Cámara de Diputados de las tres leyes secundarias de la reforma educativa.

El dictamen de dicha ley establece los procesos para la admisión, promoción y reconocimiento del personal docente, directivo o de supervisión, y tras las correcciones que demandan el buen uso del lenguaje y la claridad de la ley, sin modificar lo aprobado por la Asamblea, se turnaron al Senado, señaló la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Angélica Rojas Hernández.

Entre las modificaciones que se realizaron a esta ley se encuentra la propuesta por el diputado José Luis Montalvo Luna, del Partido del Trabajo (PT), de modificar el Articulo 7 fracción XV para establecer que el personal técnico docente sea definido como aquel que tiene una formación especializada y no como aquél con una formación técnica especializada como está en la actualidad.

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó, en lo general y en lo particular, el dictamen que expide la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros.

Con 234 votos a favor, 81 en contra y cero abstenciones, fue aprobada la ley que entre otras cosas establece los procesos para la admisión, promoción y reconocimiento del personal docente.

Con este aval se completó, durante la madrugada de este viernes, la discusión de las tres leyes secundarias de la reforma educativa y ahora toca al Senado de la República el análisis correspondiente.

Diputados aprobaron en lo general la Ley Reglamentaria del Artículo 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de Mejora Continua de la Educación con 284 votos a favor y 123 en contra.

Con este dictamen se creará la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación, que remplazará al Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE).

La Ley menciona que las evaluaciones son diagnósticas, formativas e integrales para “contar con una retroalimentación que promueva una acción de mejora en la educación”.

Señala que son procesos con el fin de “apreciar las capacidades, conocimientos, aptitudes, habilidades” de los docentes y aclara que los resultados “no tendrán efecto sobre la permanencia en la plaza de las maestras y maestros”; es decir, que si reprueban las evaluaciones, continuarán dando clases.

Los diputados del PRI, PAN, MC y PRD estuvieron en contra del dictamen. Entre ellos estaba la diputada Marcela Torres, quien mencionó que el dictamen viola leyes constitucionales y señaló que de avalarse verán que destino tiene éste en “las Cortes, porque no se puede, hay muchas violaciones a la Constitución”.

Por Morena pasó la diputada Idalia Reyes Miguel, quien es miembro de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero avaló la ley secundaria, pues comentó que ésta es resultado de la lucha de los docentes y señaló que los profesores no están en contra de la evaluación, sino de que éste sea “cuantitativa y no empresarial”.

“Una de sus tareas primordiales será la evaluación del sistema educativo nacional, pero a través de las evaluaciones diagnosticas de naturaleza integral, colectiva, continua e incluyente y comunitaria (…). Esto no significa menos evaluación, sino mejor evaluación, por eso el sistema para la mejora continua será un mejor instrumento para avaluar para corregir el rumbo el rumbo, sobre todo porque contara con la participación de los maestros”, dijo la legisladora.

Más temprano avalaron en lo general y en lo particular la Ley General de Educación con 285 votos a favor y 128 en contra.

Los legisladores de las fracciones del PRI, PAN, PRD y MC fueron quienes votaron en contra. Mientras Morena, el PES y el PT la avalaron.

Esta Ley General de Educación considera la liquidación del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (INIFED), que se encarga de la construcción y mantenimiento de las escuelas, y crea el Comité Escolar de Administración Participativa, que tendrá por objetivo “la dignificación de los planteles educativos”.

Estos Comités recibirán directamente un presupuesto anual para mejorar, mantener y equiparar el plantel educativo.

La perredista Abril Alcalá reprobó la desaparición del INIFED, pues dijo que la responsabilidad que actualmente tiene el Instituto no puede ser delegado a padres de familia y docentes.

“El INIFED era un organismo que protegiera la seguridad y vida de los alumnos y docentes. Garantizaba que (…)  las escuelas fueran lugares seguros, pero esta responsabilidad recaerá en Comités; es decir, padres de familia, directivos, docentes. Es difícil creer que sin el amparo de un organismo experto que puedan garantizar la seguridad de nuestros chiquitos, puedan elevar esas construcciones con conocimiento de causa”, dijo la legisladora.

Otra crítica que recibió el dictamen fue la de la legisladora Cynthia López, quien presentó cambiar el artículo 23 de la Ley que establece que profesores podrán modificar los planes y programas de estudio.