Víctor Hugo Islas Suárez

Dentro de esta pandemia actual muchas son las cosas rescatables dentro de la tragedia, me imagino un naufragio del cual hay que “salvar lo que se pueda y sea de valor”, así es como este 2020 que termina planteó muchos desafíos para las empresas, que encontraron en la tecnología algunas de las soluciones y no estoy hablando únicamente de soluciones que les permitieron seguir operando ante el escenario inédito que está dejando esto, me refiero a soluciones que incluso les permitieron superar sus expectativas y encontrar nuevas oportunidades o formas de hacer las cosas.

Podríamos decir que este contexto de pandemia fue, en primera instancia, un obstáculo que las empresas tuvieron que superar con cambios, protocolos y transformaciones, pero sin dudas también podemos calificar a esta pandemia como un acelerador, un punto de inflexión que permitió visibilizar aspectos a los cuales las empresas necesitaban darle prioridad para seguir creciendo en línea con las crecientes demandas del mundo actual.

La transformación digital y la seguridad son las razones fundamentales por las que las empresas encabezaron estos cambios tecnológicos, ahora, ¿qué impacto tiene COVID-19 en la transformación digital y en las prioridades informáticas de cara al 2021? Las empresas deben (o deberían) estar avanzado en sus iniciativas de transformación digital y haber alcanzado o incluso superado la fase “en transformación”.

En cuestiones de presupuesto, las cinco prioridades principales para la designación de fondos en TI debería de ser: capacitación, seguridad informática, la gestión de la TI y de la nube, la infraestructura de nube, la optimización de la TI actual y la automatización de la TI, aplazar la inversión en estas ramas dejara a las empresas en una mala posición con respecto a lo que viene, recordemos que si bien en algunos países la vacunación ha iniciado, tomara casi todo el 2021 para comprobar su eficacia y tener a la población ya vacunada.

Esto es apenas una muestra de lo que dejó, en términos de planificación de TI e innovación, este particular 2020. La transformación digital sigue siendo una herramienta muy viable para que las empresas puedan superar sus desafíos más inmediatos y construyan nuevas instancias de crecimiento.

No dejemos de lado que aún son posibles más cierres por la pandemia, que debemos prepararnos para un 2021 totalmente atípico, ya que no sabemos cuándo sucederá de nuevo, es real, la aparición de un nuevo virus es una cuestión innegable, solo recordemos que es cuestión de tiempo, así que debemos estar listos para ello, y esta pandemia nos dejó ese inequívoco aprendizaje, la tecnología es la forma de seguir operando y de continuar con el trabajo fundamental y secundario de la sociedad actual, si no me cree, piense ¿Qué hubiera pasado si no tuviéramos el desarrollo tecnológico actual? ¿Qué hubiera sido de nosotros si esta situación hubiera pasado hace 10 años?

Como empresas debemos seguir con el desarrollo y adquisición constante de la tecnología, la capacitación es vital y lo será en los próximos meses, ¿acaso ya sabemos cómo será la nueva normalidad?