En el estado de Querétaro no se levantarán las medidas de aislamiento social ni se iniciará una nueva normalidad el próximo 1 de junio, confirmaron autoridades.

El gobernador, Francisco Domínguez Servién, dio un mensaje dirigido a las y los queretanos a través de redes sociales y anunció la puesta en marcha de una estrategia de “entrenamiento social”.

El mandatario señaló que a través de ella se acompañará el regreso a las actividades esenciales bajo estrictos protocolos de salubridad y guías de actuación, debidamente acreditadas ante autoridades federales y estatales.

Dijo que para coordinarse y evitar al máximo el riesgo de contagios de COVID-19, se requiere de un “eficiente entrenamiento social” que incluye cinco pasos: “identificar los riesgos, diseñar tu propia estrategia, cambiar hábitos y modificar espacios, ensayar antes de salir y seguir instrucciones”.

Anunció que para tal efecto se pondrá en marcha una vocería dedicada a brindar a la ciudadanía instrucciones y acompañamiento puntual, lo cual “ayudará a ganar habilidades que nos pondrán un paso adelante para regresar a la nueva normalidad, aprendiendo a vivir con el virus entre nosotros, sin contagiarnos”.