La Unidad de Inteligencia Financiera de Andorra (UIFAND) afirmó que es imposible conocer el origen real de los fondos transferidos en su último informe confidencial sobre los 120 millones de dólares que movió en este país europeo Juan Ramón Collado, abogado del ex Presidente de México Enrique Peña Nieto.

EL PAÍS tuvo acceso a este documento inédito fechado en octubre de 2018, que está incorporado a las pesquisas por blanqueo y asociación ilícita que se desarrollan contra Collado desde 2016 en un juzgado del principado.

El informe sostiene que el cliente de un banco tiene que justificar el origen de sus fondos, y Collado no acreditó cómo consiguió la fortuna que colocó en la Banca Privada d’Andorra (BPA) entre 2006 y 2015 en 23 cuentas, según los agentes. El micro Estado europeo permaneció hasta 2017 blindado por el secreto bancario.

Los investigadores aprecian indicios de blanqueo en las cuentas de Collado, destacan la «opacidad» de sus movimientos y la «nula» posibilidad de identificar el origen del dinero.

Tras escrutar centenares de ingresos y trasferencias, los agentes rebaten en un documento de 244 páginas la tesis que expuso Collado sobre sus fondos en julio de 2016, cuando declaró como investigado por un presunto delito de blanqueo ante la juez andorrana Canòlic Mingorance.