Gerry Padilla

La semana siete de la NFL abrió en el pasado juego de jueves por la noche, donde se enfrentaron dos equipos de la peor división de la liga, los Gigantes de Nueva York que visitaron a unas Águilas de Filadelfia que de ganar se pondrían a la cabeza con 2 victorias y un empate cosa que sucedió porque lograron sacar la victoria por un punto y dejaron atrás a los Vaqueros de Dallas quienes fueran los lideres hasta este partido de la división este de la Nacional con solamente 2 victorias.

Los Gigantes de Nueva York se fueron con la ventaja en el tercer cuarto 14-10 y es que a pesar de las malas ofensivas por parte de los dos equipos, Daniel Jones, quarterback del conjunto neoyorkino aprovechó algunos huecos que le dejó la defensiva de Filadelfia, tanto así que acarreó el balón en 4 ocasiones para 92 yardas y en una en 80 yardas donde casi consigue llegar a la zona prometida, pero para su mala fortuna se le acabó el aire y finalmente cayó al césped como si las hormigas “tacleadoras” hubieran hecho la travesura. En su contraparte Carson Wentz quarterback de las Águilas de Filadelfia pudo regresar al partido de una desventaja de cuatro puntos para liderar a su ofensiva y sacar 12 puntos en el último cuarto y llevarse el partido 22-21, Wentz completó 25 pases, 359 yardas por aire dos pases a las diagonales y uno interceptado, fue así que la gente de Filadelfia pudo celebrar una victoria ante un rival de división.

El nuevo estadio en la ciudad de Los Ángeles “SoFi Stadium” recibió su primer juego estelar de “Monday Night Football” en la cartelera estuvieron, los Carneros de Los Ángeles y los Osos de Chicago ambos equipos necesitaban de una victoria, los Carneros para seguir escalando en su tan competitiva división que tiene como líder a los Halcones Marinos de Seattle, y los Osos para poder sacarle ventaja de dos juegos a los Green Bay Packers.

Jared Goff, mariscal de campo de los Carneros suma mil 570 yardas por aire en seis partidos, 10 pases de anotación y 4 pases interceptados y un 67% de pases completos y su ofensiva ha estado carburando las últimas semanas a pesar de perder la ocasión pasada con su archirrival, la unidad ofensiva de Los Ángeles suman 19 anotaciones en total 9 por vía terrestre y 10 por pase, enfrente tuvieron a una feroz defensiva como la es la de los Osos de Chicago, que por años y tradición de eso ha comido este equipo, su líder y linebacker, Khalil Mack lidera a la defensiva con 4 y media capturas de quarterback.

Tal parece que por fin se percibió una semana de NFL libre de Covid-19 y es que en semanas anteriores se incrementaron casos y también se supo de nuevos contagios, la liga seguirá al tanto de que la afición respete las medidas de sana distancia, pero todo se perfila para que lleguemos a febrero para un “Super Bowl” con el 50 o menos de porcentaje de asistencia en afición, sin duda alguna algo desconocido de esta “nueva normalidad”