Gerry Padilla

La semana 12 de la NFL abrió con los juegos tradicionales de “Thanksgiving” day y para los dos equipos que suelen jugar como local, no les fue nada bien, ya que sumaron otras derrotas dolorosas, los Leones de Detroit cayeron frente a los Texanos de Houston 41-25 y con ello se llevaron la séptima derrota del año, esto le costó el puesto al entrenador en jefe Matt Patricia. Por otro lado los Dallas Cowboys, venían como favoritos para llevarse la victoria frente al “Washington Football Team” después de haber conseguido un importante triunfo frente a los Vikingos de Minnesota, los Cowboys no pudieron hilvanar dos juegos consecutivos con victoria, los problemas en la línea ofensiva tras haber perdido a Tyrone Smith, Lael Collins, tackles ofensivos, les ha pesado, más al corredor Ezekiel Elliott, tan solo corrió para 32 yardas y con la probable ausencia de Zack Martin, que salió lastimado frente a Washington, lo alejará de los emparrillados por tres semanas, Dallas, tuvo la oportunidad de oro, para ponerse como líder de su división con cuatro victorias, pero sucumbieron ante una de las mejores líneas defensivas, para dejar el marcador 41-16 y así Washington barrió la serie frente a Dallas y ponerse a la cabeza de la división este de la Nacional con 4 triunfos y 7 juegos perdidos.

Para el juego de “Monday Night Football” las Águilas de Filadelfia reciben a una de las mejores ofensivas aéreas, Seattle Seahawks, ellos se encuentran en la división más fuerte de la liga, mientras que las Águilas, están todavía con posibilidades de ganar su división con tan solo 3 victorias, mientras que Seattle con 7 triunfos no le está alcanzando para lograr los playoffs, ya que se encuentra en la tercera posición de la división oeste de la Nacional.

Una pobre ofensiva como lo es la de las Águilas, enfrentan a una de las mejores líneas defensivas, que en la semana pasada capturó en cuatro ocasiones al quarterback, Murray de Arizona Cardinals, y el ala defensiva de Seahawks, Carlos Dunlap, promedia 3 capturas por juego, además de que Filadelfia es la peor línea ofensiva de la liga, ha permitido 40 capturas a su quarterback, Carson Wentz, aunque la defensiva por pase de Seattle permite 342 yardas aéreas por juego, y se ubicándose en el último lugar. La experiencia de Wentz puede sacar ventaja en ese departamento y conseguir un buen juego por la vía aérea.

A pesar de las dificultades de ganar partidos para Filadelfia, todavía pueden ganar la división este de la Nacional, ya que dependen todavía de su propio destino, y pueden salir motivados, ya que este juego se jugará en una de las ciudades emblemáticas de Estados Unidos, con un triunfo regresarían al liderato de la división, aunque Seattle en la temporada 2019 logró el triunfo en Filadelfia por un marcador cerrado de 17-9.