• Denuncias por falta de insumos van en aumento en todo el país
  • Gobernadores afines de Morena reclaman falta de atención por parte de la federación

María Escalante García

Durante la teleconferencia del G20 el pasado 26 de marzo, López Obrador sugirió que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) controle el comercio de insumos necesarios para el tratamiento del COVID-19, dicha iniciativa ha sido apoyada por 161 de los 193 países miembros del organismo, pero en México las denuncias por parte de personal médico van en aumento, gobernadores de distintos estados señalan que los insumos son insuficientes y de mala calidad para enfrentar lo peor.

Por medio de redes sociales, mandatarios panistas difundieron fotografías de diferentes artículos, con la descripción: “Lamentable, preocupante e inaceptable”. En las imágenes se pueden ver cajas de cartón con una hoja y el nombre del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi) con batas azules, sin embargo, éstas son muy delgadas. En otra foto se observan cubrebocas de color blanco y en la última imagen se observa una bata prácticamente transparente.

Ante estas declaraciones el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell aclaró el tema de estos insumos médicos que evidenciaron los gobernadores panistas. “Se especificó que estas batas transparentes no tienen ningún uso clínico, no tienen. Estas batas transparentes y los insumos que circularon en fotos no tienen una indicación de uso clínico, es decir no son para médicos y enfermeras, precisamente porque son de material delgado”.

Gobernadores afines a Morena también han denunciado falta de insumos médicos tal es el caso de Jaime Bonilla, titular del ejecutivo en Baja California quien en un mensaje a través de su cuenta oficial de Facebook aseguro que “Médicos en Baja California están ‘cayendo como moscas’, porque en el IMSS no se les dio la protección”, el video rápidamente se hizo viral.

El mandatario se refirió también a un video difundido antes de su declaración por parte del actor Eugenio Derbez, en el que el comediante hace eco de las denuncias de médicos de ese estado por la falta de insumos para protegerse adecuadamente, de hecho, también admitió que existían algunas imprecisiones (en lo dicho por Derbez), pero el fondo es cierto, pues asegura que existe un descuido de parte del Seguro Social.

En Puebla el gobernador Miguel Barbosa acusó que la Federación sólo les envió dos cajas con protecciones buconasal N95 para personal que atiende a pacientes con Covid-19. En distintas ocasiones durante la conferencia de prensa, el Mandatario morenista hizo alusión a un presunto olvido del Gobierno federal en el envío de insumos médicos para el personal de salud de esta entidad.

Las protestas por parte de médicos crecen en el país, los hospitales batallan por adquirir la protección para evitar más contagios entre quienes combaten al COVID-19. En los últimos días, doctores y enfermeras han denunciado cómo han tenido que comprar su propio material o, muchas veces, trabajar sin él con el riesgo de contagiarse.

Inclusive en redes sociales circula un video que muestra la presunta trifulca que tuvieron médicos del Hospital de Especialidades Manuel Ávila Camacho del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). De acuerdo con medios locales, la riña se registró dentro del nosocomio localizado en el estado de Puebla por presuntas diferencias entre los médicos.

Previo al altercado, médicos, enfermeros y personal administrativo realizaron una manifestación solicitando insumos para poder laborar durante la emergencia sanitaria por el COVID-19, sin embargo, los ánimos se calentaron llegando hasta los golpes; una enfermera grabó y transmitió la pelea en su perfil en Facebook.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, aseguró, en torno a la falta de insumos, que buena parte del problema se dio por el mal uso o el desperdicio de materiales de protección. Mascarillas N95 que fueron usados por quienes ni siquiera tenían contacto con pacientes COVID-19, por ejemplo. Médicos y enfermeras del instituto han acusado en cada protesta en diferentes estados que los contagios de personal se deben a la falta de equipos de protección y de capacitación.

Falta de insumos provoca contagios…

De los 6 mil 297 casos confirmados de COVID-19 hasta el día 16 de abril en todo el país, 535 contagios, es decir, el 9 por ciento, son de personal de salud sólo del IMSS. El Instituto, que atiende a casi la mitad de la población del País, enfrenta la contingencia con unos 24 mil trabajadores menos: 4 mil aislados temporalmente por ser casos sospechosos y 20 mil -entre ellos 9 mil médicos y enfermeras- que, por ser adultos mayores o padecer alguna enfermedad crónica, fueron retirados de sus labores.

Considerando que el Instituto tiene en total un equipo de unos 77 mil médicos, los 533 contagios equivalen a siete por cada mil personas. Pese al alto riesgo que corren los trabajadores de la salud y en pleno ascenso a la fase epidémica, delegaciones y hospitales del IMSS todavía buscan proveedores, de manera desesperada y cada uno por su cuenta, de todos los insumos necesarios para proteger a su personal.

En varias delegaciones convocaron a adjudicaciones directas para comprar cientos de miles de máscaras N95, cubrebocas, batas quirúrgicas, gorros, gafas protectoras y demás equipos que desde marzo han intentado adquirir, en casi todos los casos sin éxito.

Continúan las agresiones

Además de la falta de insumos y condiciones no aptas para atender a los pacientes, en diversos puntos del país el personal de la salud ha padecido agresiones en la vía pública de personas que, por ignorancia, ve a los médicos como un “foco de infección” ambulante.

Los malos tratos han ido desde negarles subir al transporte público, hasta ataques con cloro o café caliente. “Estás contaminado”, “Eres el COVID”, “Eres un foco de infección”, es parte de los comentarios que han recibido. Ante esta situación, el gobierno ha hecho un llamado a la población para que cesen los ataques hacia el personal sanitario que se encuentra atendiendo a los pacientes con coronavirus.

Y las cifras avanzan…

Hasta el cierre de esta edición el COVID-19 ha infectado a más de 2 millones de personas en todo el mundo, de ellas más de 778 mil solo en Estados Unidos, el segundo país más afectado es España con 200 mil 210 casos seguido de Italia con 181 mil 228. La cifra de muertos supera los 169 mil y la de los recuperados, los 642 mil.

En México de acuerdo a datos de la Secretaría de Salud suman 8 mil 772 casos confirmados y 712 muertes por COVID-19.