Merece ser mencionado que la sesión en donde se discutieron las Leyes Reglamentarias de la Reforma Educativa, a pesar de la diferencia de opiniones de los diversos partidos, esta transcurrió sin incidentes destacables y hasta el senador Martí Batres, quien la antecedió en ese cargo, durante el primer año de la LXIV Legislatura, la felicitó y elogió por su desempeño.

El jueves y en medio de una discusión difícil y encontrada, unos a favor y otros totalmente en contra, el senador Batres pidió su espacio para alusiones: “… nunca antes de la Presidencia que me tocó encabezar en la Mesa Directiva, hubo tanta libertad para el debate en esta Cámara de Senadores”.

Así aplaudió la conducción de la tabasqueña en la máxima tribuna legislativa.

Otro momento importante, en el que se significó la paridad de género, fue durante la comparecencia de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, primera mujer en ocupar ese cargo en México.

En ese preciso momento, la Mesa Directiva estaba ocupada por única y exclusivamente mujeres, con distintos colores, ideologías y posturas partidistas, pero el género ganó y ahí estuvieron la propia Monica Fernández Balboa, con él acompañamiento de Guadalupe Murguía, del PAN, Katya Ávila, de Encuentro Social, Martha Guerrero y Citlalli Hernández, ambas de Morena.

Y, para rematar el cuadro, en tribuna, en carácter de oradora, una de las políticas más experimentadas con que cuenta México, la priísta Beatriz Paredes.

Estos son dos ejemplos donde se hace notar, de manera muy positiva, la gran participación de las mujeres en la política en México, sin duda un avance en nuestra vida democrática.