En su polémico acto por el Día de la Independencia, el presidente Donald Trump, exaltó la unidad de Estados Unidos y pidió apoyo para las fuerzas armadas, celebrando el «espíritu» que forjó el país.

Además conmemoró el «extraordinario patrimonio» de Estados Unidos ante miles de personas en una celebración del Día de la Independencia del país marcada por la presencia de tanques y aviones militares en Washington.

«Al reunirnos este atardecer en la alegría de la libertad, recordamos que todos compartimos un patrimonio extraordinario. Juntos, somos parte de una de las mejores historias jamás contadas: la historia de Estados Unidos», dijo Trump en un discurso frente al Monumento al expresidente Abraham Lincoln (1861-1865).

En su alocución, el mandatario alabó el «espíritu estadounidense que envalentonó a los padres fundadores», el grupo que lideró la Revolución de las Trece Colonias contra la Corona Británica y participó en la fundación de Estados Unidos en 1776.

«Hasta el día de hoy, ese espíritu corre por las venas de cada patriota estadounidense. Vive en todos y cada uno de vosotros», apuntó un Trump rodeado de banderas estadounidenses y de varios tanques del Ejército del país.

El mandatario pronunció estas palabras frente a un grupo de invitados vip por la Casa Blanca, que repartió entradas de las primeras filas de las gradas temporales delante del Monumento a Lincoln a grandes donantes republicanos y familiares de militares y veteranos de las Fuerzas Armadas.