Desde el inicio de la pandemia de COVID-19, Estados Unidos tiene 300 mil muertes más de lo usual, señala un nuevo reporte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Para llegar a esa conclusión, los CDC rastrearon el número de muertes reportadas y realizaron un comparativo con los conteos de años previos.

Según el estudio, entre el inicio de febrero y finales de septiembre se registraron el año pasado alrededor de 1.9 millones de muertes.

Pero este 2020, la cifra es más cercana a los 2.2 millones, lo que significa un incremento del 14.5 por ciento, unas 3o0 mil muertes.

Los CDC aseguraron que el coronavirus estuvo involucrado en cerca de dos terceras partes de los decesos adicionales.