Tras exigir que les mostraran los fármacos oncológicos que adquirió la Secretaría de Salud (Ssa) para solucionar el desabasto y no obtener respuesta, familiares de niños y adultos con cáncer rompieron el diálogo que sostenían con autoridades en la Secretaría de Gobernación (Segob).

Durante la cuarta mesa de trabajo realizada para atender este problema, los familiares pidieron ir a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para revisar que ahí estuvieran los nuevos fármacos.

Al no llegar a un acuerdo sobre este punto, los padres decidieron levantarse de la mesa.

«Nos levantamos de esta mesa. Nos dicen que nos van a mandar a la Secretaría de Salud. Ahora ellos nos tienen que convencer de que va a haber acciones contundentes para solucionar este problema, para volvernos a sentar con ellos», dijo Israel Rivas, padre de una niña con cáncer.

Los familiares exigen también a las autoridades que les muestren los documentos que comprueben que ya se compraron los medicamentos, saber cuántas piezas y verlas físicamente.