• Armando Quintero, de Iztacalco, primero en rendir cuentas a vecinos
  • Resalta combate a corrupción y advierte presentar denuncias administrativa y penal contra Carlos Estrada y cómplices

 

 

 

 

 

 

Por Guillermo Pimentel Balderas

Como si se tratara de una epidemia de Informes de Labores, en estos días, por parte de alcaldes y legisladores –locales, federales y senadores-, tanto en la ciudad de México como en algunas entidades del país, el común denominador fue seguir combatiendo la corrupción y reconstruir condiciones para una vida digna y de calidad en beneficio de los mexicanos.

En la alcaldía de Iztacalco, por ejemplo, Armando Quintero Martínez –su titular-, durante su Primer Informe de Gobierno que, duro alrededor de una hora con 18 minutos (inició a las 11:28 y termino a las 12:46), destacó que desde que tomo las riendas de la administración se ha centrado en recuperar la seguridad, eliminar la corrupción y recomponer entornos para la vida digna y de calidad en beneficio de los iztacalquenses que, son alrededor de 400 mil habitantes.

Quintero Martínez, con voz firme y decidida, al rendir su Primer Informe ante un auditorio que lleno la carpa provisional que se montó en la plaza principal de la Alcaldía de Iztacalco y que, estuvo acompañado de Diputados locales y federales, como Mario Delgado; presidentes municipales, como Juan Hugo de la Rosa, de Nezahualcóyotl; así como representantes del Gobierno de la Ciudad de México, resaltó el trabajo que ha desarrollado en contra de la corrupción, combate a la inseguridad, programas de cultura, educación y sociales; además de infraestructura a favor de los habitantes de la demarcación.

Denunció que se encontró con una tremenda corrupción en diferentes áreas administrativas y entre sus inmediatas acciones al respecto, anunció que interpondrá demandas administrativa y penal contra su antecesor, Carlos Estrada Meráz, por el caso de las “fuentes danzarinas”, que se instalaron en la explanada de la alcaldía, pero que resultó una obra inconclusa y que no funcionaba, y aún así se documentó como totalmente terminada.

Y, por si fuera poco, expuso que la pareja de Elizabeth Mateos –también ex delegada en Iztacalco y diputada local-, un día antes de concluir su gestión como delegado, otorgó recursos de manera irregular por un monto de 95.4 millones de pesos en 82 apoyos sociales para mantenimiento de unidades habitacionales.

Frente a los habitantes de la demarcación e invitados, Armando Quintero inició su mensaje narrando que hace un año, como resultado del ejercicio democrático de julio de 2018, asumimos el gobierno de la alcaldía con el firme compromiso de que “Un Iztacalco Mejor es posible”.

“El compromiso es con cada uno de ustedes, el compromiso es con cada uno de  ustedes, los casi 400,000 mujeres y hombres que  habitan, trabajan, estudian, recorren y concurren en nuestra alcaldía, con quienes estamos firmemente obligados para hacer de Iztacalco un lugar digno, seguro,  próspero, plural y democrático………”una casa para todos”, afirmó.

Prosiguió al aseverar que desde la campaña, en contacto con los vecinos de todas las colonias, barrios, unidades habitacionales, unidades comerciales, industriales, educativas, sociales y deportivas, observamos, detectamos y denunciamos el estado de abandono, en realidad ruinoso en que se encontraba Iztacalco, como resultado de la incapacidad de los gobiernos inmediatos anteriores para enfrentar los problemas de inseguridad, el deterioro de la infraestructura y espacios comunitarios y el desvío en el uso de los recursos con fines  clientelares, lo que corroboramos plenamente al hacernos cargo del gobierno de la alcaldía el 1º de octubre del año pasado, apuntó.

Luego, Armando Quintero indicó que por ello, “desde el primer día, hemos trabajado con total dedicación, en contacto permanente con los vecinos, para recuperar, paso a paso, día con día, los niveles de seguridad que los habitantes de la demarcación demanda; eliminar las políticas clientelares que desviaron recursos  públicos que deben dirigirse al bienestar de los iztacalquenses y; rehabilitar, modernizar e incrementar la infraestructura de atención y servicios públicos creando oportunidades de mejora educativa, laboral, social, cultural, de salud y deporte para alcanzar el nivel de vida digna al que aspiramos para nuestros vecinos”, remarcó.

El alcalde morenista enfatizó: “Más allá de las palabras, el cumplimiento de los compromisos debe acreditarse con hechos”; por ello, se comprometió a devolver al pueblo de Iztacalco: seguridad, transparencia y calidad de vida.

Dedujo que en las últimas administraciones dejaron a la Alcaldía en ominoso abandono; pero que hoy, es la demarcación que más invierte en obra pública pues creció 175%, al pasar de 154.5 millones a 425.5 millones de pesos y que el índice delictivo bajó de 1 mil 50 delitos al mes, a 768; es decir 300 menos, resaltó.

Ante sus vecinos, Armando Quintero refrendó el firme compromiso y la esperanza de que un Iztacalco mejor es posible para el casi medio millón de habitantes de la demarcación y desglosó todos y cada uno de los compromisos adquiridos, los que ya se han cumplido, los que aún están en desarrollo y los que aún faltan por concretar.

A lo largo de su Primer Informe, Armando Quintero abordó temas como: gobierno, situación presupuestal de octubre a diciembre de 2018, en un primer segmento y lo que va de 2019, posteriormente; seguridad ciudadana  y protección civil; infraestructura y desarrollo urbano, así como desarrollo social, participación ciudadana, fomento económico y empleo y las jornadas de trabajo de los “Sábados Comunitarios”.

Ahora bien, de entre las acciones de gobierno, destacó el cierre de la Ventanilla Única para las construcciones de los grandes desarrollo inmobiliarios, cuya última consecuencia se orienta hacia logar modificaciones en la Ley de Desarrollo Urbano del Distrito federal, que data del 2015 y que requiere de urgente y necesaria reforma.

Insistió en que Iztacalco es la Alcaldía que más ha invertido en infraestructura y obra pública, gracias al programa de reactivación que logró incrementar el porcentaje de inversión en 175%, al pasar de 154.5 millones presupuestados originalmente, a 425.5 millones de pesos al final del periodo.

En tanto que la inversión para infraestructura y equipamiento para servicios básicos, que se logró incrementar 51%, para llegar a 192.6 millones de pesos, de 127.4 asignados originalmente, anotó.

Más adelante, afirmó que con un presupuesto de 2 mil 31 millones de pesos asignado para este año, con solo 2.7% de incremento respecto de 2018, su Gobierno ha tenido que racionalizar el gasto de modo que se atienda prioritariamente a la adquisición de lo más indispensable en  equipamiento y materiales con un monto de 203.6 millones de pesos; que representa un aumento de 105% respecto del ejercicio anterior.

Seguridad a la alza

En materia de seguridad, el Alcalde Armando Quintero dijo que al momento de recibir el gobierno de Iztacalco, el 1º de octubre de 2018,  la demarcación contaba ya 4 años continuos de alza delictiva con un promedio mensual de 1 mil 50 delitos.

“A un año de la nueva administración, se tiene, por ejemplo en agosto, un promedio de 768 delitos mensuales; es decir 300 delitos menos”, aseveró.

También, el político que se identificó “de izquierda”, destacó la estrategia en que se dividió la Alcaldía de Iztacalco en 3 Macrosectores: Iztaccíhuatl, Tlacotal y Pantitlán, con 37 sectores y con una muy amplia táctica de cuadrantes, la adquisición de 70 nuevas patrullas, un aumento de 7 por ciento del personal de la Policía Auxiliar Extramuros, el plan “Sí al Desarme, Sí a la Paz”, mediante el cual se logró el retiro de 48 armas cortas, 10 largas, 20 granadas y 4 mil 121 cartuchos.

Al mencionar y reconocer la presencia de la Guardia Nacional en Iztacalco, Armando Quintero reconoció la colaboración del Presidente Municipal de Nezahualcóyotl, Juan Hugo de la Rosa García, en la reordenamiento de la calle 7 (Periférico Oriente), al meter al orden a los negocios de distribuidores de carnes y a ambulantes.

Por otra parte, mencionó la pronta acción de los elementos de seguridad civil de la alcaldía que impidió que la detección de una toma clandestina que robaba combustible a Pemex, en la colonia Granjas México, se convirtiera en tragedia; en cambio, dijo, derivó en 6 suspensiones adicionales y se pudo recuperar un total de 240 mil litros de gasolina del subsuelo, que ponía en muy alto riesgo la seguridad de las familias habitantes.

Asimismo, agregó, se generó el trámite de extinción de dominio de sendos establecimientos en las colonias Agrícola Oriental, Gabriel Ramos Millán (sección Bramadero) y en un departamento en la Unidad Habitacional de Mujeres Ilustres.

Otro tema de marcado interés para los habitantes de Iztacalco, dijo, es la devolución a la alcaldía de las instalaciones de la Ciudad Deportiva “Magdalena Mixihuca”, que recupera así su carácter público y de libre accesos. “Ahí, 2 mil 263 migrantes, camino a Estados Unidos, encontraron refugio, alimento y la solidaridad del pueblo y del gobierno iztacalquenses”, detalló.

Cabe señalar al respecto que el alcalde también tiene en la mira a Horacio de la Vega, ex del Instituto del Deporte, por corrupción porque “tiene que dar la cara”.

En la Alcaldía de Iztacalco, añadió, se ha establecido como principios de Gobierno: el respeto a los derechos humanos, la inclusión, la igualdad, la no discriminación, la equidad de género, el respeto a la diversidad sexual y el apoyo prioritario a mujeres, niñas y niños, adultos mayores y personas con discapacidad, que se han implementado como acciones transversales presentes en todos y cada uno de los programas.

Señaló que su gobierno se orienta  a la atención de las demandas ciudadanas planteadas a través de diversos mecanismos de participación, que permiten el establecimiento de un gobierno cercano a la gente como son el “Lunes del Pueblo” con 32 audiencias realizadas, los “Jueves con tu Alcalde” con 27 audiencias, los “Sábados Comunitarios” con 42 jornadas, las sesiones del “Gabinete de Seguridad Ciudadana”, y el “Concejo de la Alcaldía”, que ha celebrado hasta el momento 18 sesiones;  los que se han unido a  los canales institucionales del ”Centro de Servicios de Atención Ciudadana”, (CESAC), y del ”Sistema Unificado de Atención Ciudadana”, (SUAC).

En un instante de su mensaje, Quintero Martínez resaltó la relevancia que tiene el Concejo dentro de la Alcaldía,  que participa activamente en la aprobación de su presupuesto, la supervisión de las acciones de gobierno y el control del ejercicio del gasto, con base en su mandato ciudadano, y que ha actuado con pleno consenso, sin filias o fobias, en beneficio de todos los iztacalquenses.

El alcalde Armando Quintero, remato su Primer Informe de Gobierno al exclamar hasta en tres ocasiones: “No vamos a Fallar”.