La Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración (INM) frenaron al grupo de 800 integrantes de la Caravana 2020 de centroamericanos que avanzaba sobre la carretera federal hacia Tapachula.

En un operativo, los agentes militares y migratorios interceptaron al contingente a la altura del Municipio de Frontera Hidalgo, donde descansaban después de haber caminado unos 6.5 kilómetros.

Los agentes detuvieron a varios indocumentados y los subieron a autobuses y Urvans para trasladarlos a la Estación Migratoria Siglo 21.

Ante el despliegue de efectivos algunos migrantes huyeron entre plantaciones de plátano y matorrales. Los elementos federales los persiguieron para asegurarlos.

Los migrantes cruzaron en estampida por el Río Suchiate de Guatemala a México, después que el Gobierno Federal rechazó su petición de libre tránsito por el País para llegar a Estados Unidos.