El Gobierno de México rechazó la propuesta de Estados Unidos de enviar a los solicitantes de asilo mexicanos a que esperen en Guatemala.

En un comunicado difundido esta noche, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) manifestó su desacuerdo sobre la medida dada a conocer por el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos respecto a los solicitantes de asilo mexicanos.

Aunque la dependencia reconoció que se trata de una disposición propia de la jurisdicción estadounidense, se estima que esta medida podría afectar a alrededor de 900 solicitantes cada mes a partir de febrero.

«El Gobierno de México, en conjunto con autoridades a nivel estatal y local, trabajará para ofrecer mejores opciones a las y los mexicanos que pudieran ser afectados por esta disposición», aseveró la Cancillería.

Indicó que dará puntual seguimiento al cumplimiento de los derechos humanos contemplados en los acuerdos internacionales firmados y ratificados tanto por México como por Estados Unidos.