El Instituto Nacional de Migración (INM) deportó a 110 migrantes de nacionalidad hondureña que ingresaron de manera indocumentada al País.

En el contexto de la caravana migrante que fue contenida en la frontera sur, los hondureños fueron llevados a su país vía aérea, mediante el esquema de retorno asistido.

Se trató del primero de varios retornos masivos que se llevarán a cabo en los próximos días, en colaboración con la Guardia Nacional.

«El retorno aéreo, el primero de varios previstos, se llevó a cabo en estricto apego al respeto a los derechos humanos», afirmó el INM.

«En acuerdo con las autoridades del Gobierno de Honduras y cumpliendo con las normas y procedimientos migratorios vigentes».