Después de que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) realizó un embargo precautorio de la sede de la Fundación Miguel Alemán, propiedad de la familia Alemán, dueña de Interjet, la aerolínea aseguró que tiene la capacidad y disponibilidad para saldar adeudos fiscales.

«Interjet se autodeterminó diversas contribuciones por el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en mayo de 2019, así como otros pagos mensuales por las mismas contribuciones en enero de 2020», explicó.

«Una vez determinados los montos, la aerolínea acordó con el SAT realizar las contribuciones correspondientes. A la fecha se han realizado pagos por más de mil millones de pesos, lo que ha sido verificado por el interventor que la autoridad fiscal nombró para dichos efectos», añadió.

La empresa sostuvo que tiene activos por más de 56 mil millones de pesos, mientras que sus pasivos por adeudos fiscales son por menos de 700 millones de pesos.

«Se tiene la solvencia para finiquitar el monto en los próximos meses», señaló.