Después de una reunión de cuatro horas, representantes de la Iniciativa Privada y el Presidente Andrés Manuel López Obrador acordaron garantizar el pago de los salarios a los trabajadores en el mes de abril.

El Consejo Coordinador Empresarial, la Concamin, el Consejo Mexicano de Negocios y la Asociación Mexicana de Bancos determinaron preservar las fuentes de empleo en el plan de reactivación económica que el Ejecutivo presentará el domingo.

El respiro fiscal que la IP había reclamado no fue concedido por López Obrador, al menos no hasta que termine abril.

López Obrador anunciará el domingo un fondo para capitalizar a las empresas que aportará Nafinsa.

«Le trajimos una propuesta por meses: qué podríamos hacer en abril, qué puede pasar en mayo y qué puede pasar en junio. El acuerdo fue que el mes de abril creemos que lo podemos sobrepasar con las condiciones en las que está México», informó el presidente del CCE, Carlos Salazar.

Un segundo acuerdo importante, refirió Salazar, fue «no tratar de adelantar qué tenemos que hacer en mayo y en junio. Y quedamos que después de Semana Santa nos volveremos a reunir para evaluar si las propuestas que estamos haciendo para mayo son las que debemos implementar».