La UNAM y el Instituto Politécnico Nacional decidieron retirar a todos sus internos de las sedes clínicas gubernamentales ante la falta de protección y seguridad para no contraer Covid-19.

En un comunicado, la UNAM aclaró que el 17 de marzo el Consejo Técnico de la Facultad determinó que los estudiantes no debían estar en los servicios de urgencias, en la ruta de los pacientes con el coronavirus o en áreas de terapia intensiva.

«Desgraciadamente, en muchos casos los internos están realizando acciones que no les corresponden, sin contar además con la protección y capacitación adecuada, situación que se viene repitiendo en diferentes sedes, a pesar de la buena voluntad de las autoridades educativas de los hospitales y que responde a diversas situaciones, entre ellas, que no cuenten con equipo de protección suficiente para los internos», indicó en un comunicado.

Advirtió que en los convenios firmados sobre utilización de campos clínicos e internado de pregrado, las instituciones de salud se comprometen a enviar a los estudiantes a las áreas asignadas.

«La Facultad de Medicina toma la decisión de separar a los internos de las sedes clínicas a partir del 6 de abril hasta el 30 de abril, momento en el cual se valorará nuevamente la situación», informó.