Un resumen de una memoria documental del Gobierno de Francisco Vega, entregada a la administración del morenista Jaime Bonilla, sobre Constellation Brands revela que el ex Mandatario panista concedió diversos beneficios a la cervecera para que se quedara en Mexicali.

La memoria titulada «Proyecto Cooperativo para la instalación de la planta cervecera del grupo Constellation Brands en Baja California», versión ciudadana de ocho cuartillas, indica que el Gobierno de «Kiko» Vega aprobó para Constellation la exención del impuesto sobre remuneraciones al trabajo personal.

También se autorizó un pago único del 50 por ciento de los derechos de conexión al sistema de agua potable y alcantarillado sanitario.

Además, el 21 de abril de 2017, se suscribió un contrato de suministro de agua entre la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Mexicali (CESPM) y la compañía cervecera, por hasta siete millones de metros cúbicos de agua por año.

Vega de Lamadrid se comprometió con la empresa a entregarle otros estímulos no fiscales, pero a la fecha no está claro si Constellation accedió a ellos.