José Cruz Delgado 

Imagínese usted, apenas van dos años del imperio Morenistas que encabeza Andrés Manuel López Obrador y la situación del país es para volver loco a cualquiera. 

Dos años de pesadillas, y lo peor, faltan cuatro años más de terror. Sí, no se puede vivir con un gobernante que está «gobernando» un país a base de caprichos y ocurrencias, un emperador que ha puesto de rodillas al Trife, a la SCJN, que ha vulnerado aún más a los más débiles. 

Si, su lema fue primero los pobres, efectivamente, en Tabasco fueron los pobres a los que más jodió. Sí, primero los pobres. 

Pero antes jodió a los niños con cáncer, a la investigación, a la ciencia, a los campesinos, todo por, según él, combatir la corrupción. 

Qué bueno que se combata, pero ¿qué culpa de tienen ellos de los pecados de otros? 

Mucho se habla de Odebrecht y los sobornos, pero, pero no habla de investigar a los exgobernadores Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy Rangel, no habla de que endeudaron a Michoacán a más no poder por una simple razón, son sus aliados. 

Qué bueno que se quitó el fuero a los expresidentes y el primero en ser juzgado sería él por dejar sin medicinas a los niños con cáncer, los traicionó, ha traicionado a los mexicanos junto con sus lacayos diputados y senadores aliados. 

Ha traicionado a las mujeres que claman justicia, a esas nobles mujeres a las que ha llamado conservadoras por el simple hecho de exigir justicia. 

Le ha mentido a los mexicanos sobre la pandemia del Covid-19. 

En fin, son tantas las traiciones que debería ser juzgado por traición a los mexicanos. 

Detener la movilidad y reapertura económica, destacan entre las principales medidas más enérgicas si no cesan los contagios y muertes por COVID-19 en Michoacán, principalmente en 15 municipios, aseguró el gobernador del Estado, Silvano Aureoles Conejo. 

En un mensaje a las y los michoacanos, el mandatario se dirigió principalmente a los que viven en los municipios de Morelia, La Piedad, Lázaro Cárdenas, Zitácuaro, Uruapan, Zamora, Pátzcuaro, Hidalgo, Maravatío, Apatzingán, Zacapu, Tarímbaro, Tacámbaro, Sahuayo, Los Reyes, que registran un riesgo mayor.  

“Amigas y amigos de estos 15 municipios, y de todo el estado, hagamos un esfuerzo común, pongámonos la camiseta de Michoacán, pensemos en los miles de trabajadores del sector salud que están viviendo jornadas muy intensas, muy estresantes para cuidar la salud y poder salvar vidas. Pensemos en nuestras familias, pensemos en Michoacán”, recalcó. 

Explicó que, en estos municipios, continúa el fallecimiento de personas por esta enfermedad, situación que se vuelve más preocupante, debido al inicio del período invernal y con ello el virus de la Influenza y la presencia del Dengue. 

“Tenemos que ser muy firmes con las medidas.  

Destacó que, Michoacán no está en un escenario de rebrote ni con un sistema de salud colapsado, como sucede en otras entidades de la República, pero no está exento del peligro y por tanto no se bajará la guardia para cuidar la salud y la vida de las y los michoacanos.