• El rector de la UNAM inauguró el ciclo escolar 2020-1, acompañado por cinco de sus antecesores: Pablo González Casanova, Guillermo Soberón Acevedo, Octavio Rivero Serrano, José Sarukhán Kermez y Francisco Barnés de Castro
  • El incremento de la matrícula es producto de la diversidad de la oferta y del esfuerzo de los cuerpos colegiados y autoridades académicas por ampliar posibilidades sin alterar la calidad educativa, remarcó
  • La autonomía es el oxígeno de la Universidad y es uno de nuestros compromisos, destacó Sergio García Ramírez, profesor emérito

LaUNAMinicia este año escolar atendiendo a más de 356 mil estudiantes y vuelve a alcanzar una cifra sin precedente, porque la extensión de su oferta educativa es un compromiso con la sociedad que nos da origen y requiere de nuestro esfuerzo, afirmó el rector Enrique Graue Wiechers, al inaugurar el ciclo escolar 2020-1.

Acompañado por los exrectores Pablo González Casanova, Guillermo Soberón Acevedo, Octavio Rivero Serrano, José Sarukhán Kermez y Francisco Barnés de Castro, Graue destacó: “este crecimiento es producto de la diversidad de la oferta, del esfuerzo de docentes, de los cuerpos colegiados y de las autoridades de las entidades académicas para ampliar posibilidades, sin alterar la calidad educativa”.

La oferta educativa en el ingreso a licenciatura aumentó cuatro por ciento en relación con el año anterior, además de que casi 35 mil alumnos inician su bachillerato y 50 mil más comienzan alguna de las 128 carreras que imparte esta casa de estudios, señaló.

En el salónJuárezdel Centro Cultural Universitario Tlatelolco, resaltó que esta generación coincide con el nonagésimo aniversario de la autonomía, parte de nuestra identidad y esencia. El símbolo de esta conmemoración es un árbol de follaje multicolor con hondas raíces y del que emergen las ramas del conocimiento que cultivamos.

Este árbol “se llena todos los años de hojas y frutos que son ustedes, y el resultado de nuestra actividad, que es necesariamente variopinta, diversa, plural y en armonía. Este árbol de la Universidad es un espacio privilegiado para ejercer y nutrir su libertad”.

En su follaje, agregó, está el espíritu de un pueblo profundo y diverso. En esta Universidad y en este árbol convergen y se cobijan todos los “Méxicos” que integran nuestra gran nación. Es el árbol que ha desarrollado a México y que, con sus frutos en cada egresado, con sus académicos y sus trabajadores, ha contribuido a la transformación y prosperidad del país al que nos debemos.

En compañía del secretario permanente de laJunta de Gobierno, José de Jesús Orozco; la presidenta en turno de laJunta de Patronos, María Elena Vázquez Nava; elsecretario general de la Universidad, Leonardo Lomelí Vanegas; el rector llamó a los nuevos alumnos a sentirse satisfechos porque gracias a su esfuerzo ahora forman parte de la Universidad, única por su tamaño, historia, tradición y su determinante papel en la evolución de nuestro país.

Esta casa de estudios es nacional desde hace 109 años, indeclinablemente autónoma desde hace 90, y la mejor de México desde hace mucho tiempo. Hoy también es la segunda mejor universidad en el mundo de habla hispana, resaltó.

Asimismo, hizo un llamado a los estudiantes a sumergirse con decisión al mundo del conocimiento que hoy se les abre, porque México los necesita reflexivos, imbatibles e incansables.

“Conozcan, aprovechen y disfruten a la Universidad Nacional Autónoma de México: su universidad. Siéntanse orgullosos de ella, de su libertad, de su organización, de su diversidad y de sus logros, y siéntanse también comprometidos a hacer de nuestro México un país mejor”, expresó.

Autonomía, oxígeno de la Universidad

Antes, Sergio García Ramírez, profesor emérito de la Facultad de Derecho, destacó que la autonomía universitaria, presente en la Constitución y en la Ley Orgánica de 1945, es el oxígeno que respiramos; sin ella la Universidad desfallece. “La autonomía debe permanecer incólume, es uno de nuestros compromisos. Ustedes son los custodios”.

Al vasto y diverso grupo de nuevos universitarios los recibe la UNAM con afecto y respeto, con solidaridad y esperanza. “A partir de hoy está en sus manos, asociadas a las nuestras, el destino de la Universidad. Es más que el porvenir de una institución, implica el porvenir de la nación”.

El profesor emérito expresó que como universitarios tienen la doble misión de ser herederos y protagonistas en esta institución.

María Fernanda Hernández Amaro, quien ingresó a la licenciatura en Física Biomédica, en laFacultad de Ciencias, mediante pase reglamentado y con promedio de 10, señaló que esta nueva etapa significa un logro al que habrán de adaptarse y deberán esforzarse.

“Ser universitarios significa ser críticos, analíticos, humildes, empáticos, altruistas y soñadores, para formarnos como profesionistas y lograr ser mejores ciudadanos”, resaltó.

Sofía Alexa Naranjo Islas, quien cursará la licenciatura de Psicología en laFacultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala, al obtener 119 de 120 aciertos posibles en el examen de selección, expresó que no es fácil obtener un lugar en la Universidad y a veces hay que intentarlo una y otra vez.

“Éste es el inicio de uno de los caminos más importantes en nuestra vida y es aquí donde compartimos toda nuestra alegría: la alegría de comenzar la vida universitaria”. Exhortó a sus compañeros a aprovechar al máximo todos los beneficios que la Universidad les brinda y recordar que una buena educación es un trabajo de toda la vida.

Finalmente, Erik Fabián de Jesús Hernández, alumno delplantel 9 “Pedro de Alba”de laEscuela Nacional Preparatoria (ENP), quien obtuvo un examen perfecto en el concurso de admisión al bachillerato, compartió que tras una amplia preparación y estudio constante, hoy es “orgullosamente universitario”.

Aseguró que éstos serán los mejores años de su vida, que se enriquecerán no sólo con el conocimiento que la UNAM les ofrece, sino también de las experiencias de amigos, maestros y muchas personas más. “Cada uno de nosotros somos especiales, dotados de inteligencia, de una serie de aptitudes y capacidades que nos hacen personas grandiosas. Nuestra dedicación permitirá lograr todas las metas que nos propongamos”.

A la ceremonia asistieron autoridades y cerca de mil alumnos de todas las entidades académicas de la Universidad.