Kevin Pérez, hijo del líder del Cártel de Tláhuac abatido en 2017 por la Marina, y su primo Carlos Iván, fueron liberados después de estar en una Comunidad de Tratamiento para Adolescentes durante casi dos años.

En abril de 2018, Pérez, hijo de Felipe de Jesús Pérez Luna, «El Ojos», tenía 16 años y su primo materno, 17.

Ambos fueron internados por cargos por posesión ilegal de armas de fuego, de drogas y homicidio calificado en grado de tentativa contra agentes de la Policía capitalina, además de daños a una patrulla.

Los dos fueron detenidos junto con un mayor de edad tras una persecución que inició en la Colonia Las Arboledas, Delegación Tláhuac, y concluyó en Cerro de la Estrella, en Iztapalapa.

Los jóvenes viajaban en un BMW color blanco y realizaron disparos al aire, lo que alarmó a los vecinos, quienes llamaron a la Policía.