Ante los caldeados ánimos que se resienten en la Cámara de Senadores por el inminente relevo de Martí Batres como presidente de la Mesa Directiva, y la llegada de la senadora por Tabasco, Mónica Fernández Balboa, el coordinador del grupo parlamentario de Morena, Ricardo Monreal Ávila, hizo un llamado a la unidad y la cohesión entorno al proyecto de gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Es muy notorio que debido al cambio de Mesa Directiva -este lunes 19 de agosto-, que un grupo de morenistas y simpatizantes emprendieron una campaña en los últimos días en contra del líder morenista, el senador Ricardo Monreal.

Ello con la intención de impulsar la reelección de Martí Batres como presidente del Senado. Entre los nombres que se manejan y que forman ese grupo antimonreal están, dicen: Olga Sánchez Cordero, Tatiana Clouthier, Rocío Nahle, Jenaro Villamil, el Padre Solalinde, John Ackerman y quien dirige la orquesta, Yeidkol Polevnsky.

Durante los días recientes se ha visto el cabildeo de este grupo para que Martí Batres sea reelecto, lo cual si no es ilegal si es política y moralmente incorrecto, además que es impropio que actores externos al senado intervengan en un proceso tan delicado y tan importante para el quehacer político de México.

Yeidkol Polensky, ya muy debilitada y quien todavía preside Morena, de plano ya no cuida las formas y se lanza abiertamente en contra de Ricardo Monrel, un día sí y otro también, desde todos los ángulos y desde todos los flancos.

Lo verdaderamente cierto, es que en este año de la Paridad de Género, el cargo de presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, sea para una mujer, la senadora tabasqueña Mónica Fernández Balboa, aún en contra de los designios de su congénere, Yeidkol, quien debería apoyarla, pero son más grandes sus intereses y ambiciones que el avance de las propias mujeres.