Melania Trump, primera dama de Estados Unidos acudió a votar en un centro electoral ubicado en Palm Beach, Florida, cerca del complejo Mar-a-Lago del presidente Donald Trump.

Cuando los periodistas le preguntaron por qué no votó con el presidente republicano la semana pasada, ella respondió: “Es el día de las elecciones, así que quería venir aquí a votar hoy”.

La primera dama saludó y sonrió a los periodistas. Ella era la única persona que no llevaba cubrebocas cuando entró al Centro Recreativo Morton y Barbara Mandel para votar.

Melania, con un vestido estampado sin mangas y el pelo recogido en un moño bajo, no dijo, como sí hizo su esposo cuando votó por adelantado en Palm Beach, por quien votó en el Centro de Recreación Morton y Barbara Mandel.