• Le “metieron un gol” a María Luisa Albores González. Secretaria de Bienestar, al tolerar el nepotismo de los Lozano Jiménez-Lozano Mc Donald, quienes han establecido un régimen peculiar a quienes en LICONSA, llaman “los intocables”

 

BLAS A. BUENDÍA

Reportero Free Lance

filtrodedatospoliticos@gmail.com

 

En investigación periodística, se descubrió que en el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no es tan “pulcro”, “honesto” y “transparente” que digamos…, sino que en la compañía paraestatal del gobierno mexicano dependiente de la Secretaría de Bienestar, LICONSA S. A. de C. V., se practica abierta y descaradamente el fenómeno del nepotismo.

LICONSA, que forma parte de los programas de abasto social, su función es industrializar y comercializar leche de calidad óptima a precios accesibles para contribuir a la alimentación, nutrición, desarrollo físico y mejoramiento en calidad de vida de las clases más necesitadas y/o vulnerables, tiene sus recovecos y funcionarios de dudosa reputación.

El Director Comercial y quien firma todos los documentos y los autoriza es el que se dice ser licenciado Manuel Lozano Jiménez, quien aprovechando la coyuntura política administrativa amlista, tiene a su hijo (Cesar Manuel Lozano Mc Donald), como Titular de la Unidad de Comunicación Social.

Es decir que papá e hijo “hacen todo en LICONSA” con autorización de la Secretaría de Bienestar y desde luego del titular de dicha empresa paraestatal. No obstante de ello, el Órgano Interno de Control de LICONSA no ha ejecutado los protocolos de seguridad interna, toda vez que existen quejas y denuncias por actos de omisión y nepotismo de dichos servidores públicos adscritos a LICONSA, S.A. de C.V.

María Luisa Albores González. Secretaria de Bienestar, nacida en el municipio de Ocosingo, Chiapas en 1976, con raíces salvadoreñas, prácticamente “le metieron un gol” ya que los Lozano Jiménez-Lozano Mc Donald, han establecido un régimen de nepotismo peculiar a quienes internamente llaman “los intocables”.

Cabe destacar que LICONSA S. A. de C. V. es una compañía paraestatal del gobierno mexicano dependiente de la Secretaría de Bienestar. Fundada como parte de los programas de abasto social, su función es industrializar y comercializar leche de calidad óptima a precios accesibles para contribuir a la alimentación, nutrición, desarrollo físico y mejoramiento en calidad de vida de las clases más necesitadas y/o vulnerables.

Creada bajo el gobierno del presidente Manuel Ávila Camacho bajo el nombre Nacional Distribuidora y Reguladora, S. A. de C. V. (NADYRSA) en 1944. Al año siguiente un grupo de empresarios; en aras de la necesidad de aumentar la oferta de leche en la Ciudad de México (en un inicio), constituyeron Lechería Nacional, S. A. de C. V.

Para 1950 cambia su nombre a Compañía Exportadora e Importadora Mexicana, S. A. (CEIMSA), tomando las funciones de elaboración, distribución y venta de leche importada que se reconstituía en el país, asegurando que ésta fuera de calidad y a precios accesibles para la población de escasos recursos.

Bajo el régimen del presidente Adolfo López Mateos, en 1961 se constituyó la Compañía Rehidratadora de Leche CEIMSA, S. A.; dos años después esta empresa cambió su denominación a Compañía Rehidratadora de Leche Conasupo, S. A. Posteriormente, en 1972 se modificó bajo el nombre (de donde se basa su nombre actual) de Leche Industrializada CONASUPO, S. A. de C. V.

A partir de 1994 y al ser resectorizada dentro de la SEDESOL cambió su denominación a la actual Liconsa S. A. de C. V. Hoy se constituye como una empresa de participación estatal mayoritaria que industrializa y distribuye leche de calidad a precio subsidiado fundamentalmente en apoyo a mexicanos en condiciones de extrema pobreza, particularmente en sectores vulnerables como niños de hasta 12 años de edad, mujeres de 13 a 15 años y de 45 a 59 años, madres solteras o de escasos recursos en estado de gestación y lactancia, enfermos crónicos, discapacitados y a población de la tercera edad.

La Leche LICONSA está fortificada con los principales elementos nutricionales de los que la mayoría de la población en situación vulnerable (especialmente niños y adultos mayores) carecen como son Hierro, Cinc, Ácido fólico y vitaminas A, C, D, B2 y B12.

Estudios realizados por el Instituto Nacional de Salud Pública de México, muestran que niños que consumen Leche Fortificada Liconsa frecuentemente presentan menores tasas de anemia, déficit de hierro y desnutrición; crecen más y desarrollan más masa muscular; también muestran mayores capacidades físicas y mejoran su desarrollo mental.

Pese a todo ello, LICONSA ha sido un vehículo para albergar a funcionarios de bajo perfil ya que ante la coyuntura política que vive la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, sujetos como los Lozano Jiménez-Lozano Mc Donald, han logrado excabuir los lineamientos de la Ley de Servidores Públicos con el ejercicio del nepotismo, cuando el Jefe del Ejecutivo federal ha sentenciado que no tolerará ningún acto de corrupción.