La ciudad de Nueva York se prepara para reabrir esta semana algunas de sus escuelas y recibir a unos 190 mil alumnos de edades tempranas en las aulas, en medio de protestas de padres y madres que este domingo pidieron a las autoridades una fecha de regreso para las intermedias y superiores.

Después de que el mes pasado el alcalde Bill de Blasio anunciara el cierre de las escuelas públicas por el repunte de casos de COVID-19, este lunes los estudiantes de escuela elemental (desde preescolar hasta quinto grado) podrán volver a las clases presenciales, y el jueves los alumnos de escuelas de educación especial.

Este domingo, profesores y padres de escuelas intermedias y superiores agrupados en la plataforma Keep NYC Schools Open pidieron frente al edificio de la Alcaldía el regreso inmediato a las aulas para 145 mil alumnos de quinto a duodécimo grado que estaban recibiendo educación presencial y que aún no tienen fecha de vuelta.

Entre las reivindicaciones del grupo algunos padres dijeron que sus trabajos son esenciales, por lo que no pueden supervisar a sus hijos en casa, y consideraron que la educación remota es elitista; mientras que un veterano profesor de matemáticas aseguró que a los estudiantes les cuesta aprender a distancia y están “sufriendo mucho”.