¿Cómo vivir en un mundo con el que uno no está de acuerdo? 

¿Cómo vivir con la gente si uno no considera suyas 

ni sus penas ni sus alegrías? 

Si sabe que no es parte de ellos. 

Milan Kundera 

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez 

Estimado lector, gracias. El día de ayer abordé el tema de las elecciones en los estados de Hidalgo y Coahuila, donde el gran perdedor fue Morena, realmente para todo lo que pregonan en ser diferentes y según estar haciendo un gran papel desde Palacio Nacional, la verdad es que no se notó, hubo voto de castigo, así como en el 2018 para el PRI y PAN, eso terminó por arrebatarles posiciones. 

Luego de escribir esta columna y publicarla con el título de “El PAN un cascarón”, me llamó por teléfono un amigo cercano, un excelente analista político para intercambiar puntos de vista sobre lo que observó de manera directa en la elección de Hidalgo y que estimo de muy importante viniendo de este amigo periodista del que me reservo su nombre. 

Primero abre de decir que desestimé los resultados del Acción Nacional, cosa que sigo haciendo porque en comparación con el PRI que ganó 32 de los 84 ayuntamientos, los azules lograron rescatar solo 5 y el PRD 7, mientras los morenos se quedaron 6 nada más. Así me comentan que los operadores políticos de Morena, al ver el desorden que traen y no lograr insertar a sus candidatos, decidieron ir por la libre o en todo caso sumarse -por debajo del agua- a otras opciones y darle el triunfo a cualquiera menos a Morena. 

Esta situación causo gran enojo en Palacio Nacional y obviamente en todas las tribus que conforman Morena. Me comentan que el mismo López Obrador tomó el teléfono para hablar con Alfonso Ramírez Cuellar y pedirle cuentas, pero sobre todo ordenar que se impugnen los resultados, judicializarlos y ver si rescatan algo más tanto en Coahuila como en Hidalgo. 

Eso también puede leerse como que la decisión para renovar la dirigencia del partido del presidente, ya se tomó y no precisamente por una encuesta, si no por dedazo. Por ello el diputado Mario Delgado se encuentra contento, pues fue de los que ganó con la perdida de los comicios en esos estados. 

Esto ha marcado ya un precedente en el rumbo de la 4T, porque puede ser que ni los programas sociales utilizados electoralmente le den resultados para el próximo año, ya se ve que si se le puede ganar a esa aplanadora que fue en el 2018 sin el factor López Obrador. Ahí queda esa combinación entre el voto ciudadano puro que no hay que desestimar, los votos dirigidos desde los operadores del mismo Morena en su contra, el trabajo de los partidos y los malos resultados de la 4T en economía, inseguridad, salud, desempleo y muertos, muchos muertos. La fórmula ya la vieron y el desorden está en casa. 

Entre Palabras 

Duro discurso del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solorzano sobre el respeto que el General Lázaro Cárdenas, daba a sus adversarios políticos, una lección más que deberían escuchar, sobre todo el “Pejelagarto”, fue un dardo directamente para él. Ya se los había dicho el ex jefe de Gobierno, este puede ser un sexenio perdido. ¡Aguas!   

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_. 

Hasta la próxima.