El fin de tener una mente abierta,

como el de una boca abierta,

es llenarla con algo valioso.

Gilbert Keith Chesterton

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimados amigos lectores muchas gracias por su tiempo. Quiero comenzar esta columna solidarizándome con las compañeras PERIODISTAS –así, en mayúsculas­–, que fueron agredidas en Palacio Nacional por varios sujetos que se dicen “reporteros” y no tienen ningún material serio que los sustente, y que por el contrario está documentada su cercanía con el vocero de la presidencia Jesús Ramírez Cuevas.

En diferentes foros se lo habían advertido a López Obrador, que ese doble discurso de los “abrazos y no balazos”, del “amor y paz”, mientras por debajo de la mesa prende la mecha para dividir y generar encono, tarde o temprano traería consecuencias, pues ya sucedió.

Que el espectáculo mañanero montado para dar información y al mismo tiempo golpetear a sus enemigos ­–que no adversarios­–, políticos, empresarios, sociedad civil y periodistas que le son incómodos, utilizando a personajes de dudosa reputación ya generó violencia, incitada desde la dirección de comunicación social, desde su discurso de odio constante, de estigmatizar a todos los periodistas, pues ya tiene resultados presidente.

En el preámbulo de manifestaciones y protestas por la violencia de género, del que dice el tabasqueño ser experto, muestra su ignorancia y su falta de empatía. No basta señor presidente un regaño a los que cubren la fuente, ni sentarlos juntos para mostrar en televisión una falsa unidad y la resolución de un problema que recién inicia, eso es una vil tontería.

La cosa es seria y no banal presidente, que un tipejo incite a la violencia y pida que la PERIODISTA Isabel González sea baleada es una amenaza directa y solapada por su presidencia, porque lo mínimo que tendrían que haber hecho es retirar la acreditación por declarar una ESTUPIDEZ monumental, ¿de verdad creen sus asesores que eso no le afecta la caída de su popularidad? ¿Creen que son los malditos neoliberales? ¿Los terribles conservadores que se duermen y se despiertan pensando como meterle el pie a su administración? ¿De verdad lo creen?

Que el bloguero Paul Velázquez, llame prostitutas a las PERIODISTAS le parece poca cosa y a pesar de lo declarado en diferentes programas de medios alternativos de este mamarracho, usted llame a reconciliarse así nada más. Se imagina señor presidente que están pensando aquellos que quisieran desaparecer, golpear o intimidar a un PERIODISTA. El mensaje es de impunidad y eso nada tiene que ver con un ejercicio de comunicación, ni de libre expresión, no se confunda, ya es momento en que le ponga seriedad a sus conferencias que son un verdadero circo.

Ante la apatía del presidente, que se le tome la palabra, que se proceda legalmente contra Paul Velázquez. No a la violencia generada desde Palacio Nacional, ya no divida presidente y ponga orden con Ramírez Cuevas y sus secuaces.

Entre Palabras

Que el religioso Juan Sandoval Íñiguez, hace un llamado para que no se participe en el paro nacional. Nunca lo vimos levantando la voz para denunciar o pedir justicia por algún niño abusado por el clero. El silencio también es cómplice…

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Muchas gracias y hasta la próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here