El Papa Francisco celebrará la oración del ángelus dominical y la audiencia general del miércoles desde la Biblioteca del Palacio pontifico, que serán transmitidas en video para evitar la congregación de público en la Plaza de San Pedro como medida de precaución ante la difusión del coronavirus.

Tanto el rezo del ángelus como la catequesis de Francisco del miércoles se retransmitirán en directo por el canal de televisión del Vaticano y su página web y se distribuirán a los medios, una decisión considerada necesaria para adecuarse a las medidas aplicadas en toda Italia por la prohibición de celebrar eventos que congreguen a muchas personas ante el coronavirus.

Además, un caso de ese virus se ha registrado en la Ciudad del Vaticano y algunas personas han sido puestas en cuarentena, informó el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni.

«Estas opciones son necesarias para evitar los riesgos de propagación de Covid-19 debido a la congregación de personas durante los controles de seguridad para acceder a la plaza, como también se requiere por las autoridades italianas», indicó el Vaticano en una nota.

También se anunció que hasta el domingo 15 de marzo se suspenderá la participación de los fieles invitados a las misas que celebra el Papa en Santa Marta todas las mañanas.