La Procuraduría Federal del Consumidor retiró gel antibacterial pirata y cubrebocas sin etiqueta en siete negocios de la Ciudad de México, ya que incumplieron con las normas establecidas.

El gel, que podría representar un riesgo para la salud de los consumidores, fue enviado al laboratorio de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para su análisis.

La Procuraduría advirtió que ese material pudiera no desinfectar o incluso contener algún ingrediente prohibido por la Cofepris, por lo que se llamó a no comprar productos de origen dudoso.

El operativo, en el que se aseguraron mil 435 piezas, se llevó a cabo en las Calles Roldán, Carretones, San Pablo, Correo Mayor, Del Carmen y Ayuntamiento, en el corazón de la Capital.

Junto con la inmovilización del producto, los proveedores deberán enfrentar un procedimiento administrativo de sanción.